viernes , 24 de mayo, 2019

Carta de suicidio de Alan García: “Dejo mi cadáver como muestra de desprecio a mis adversarios”

En la misiva, leída por la hija del ex presidente peruano en su velorio, remarcó que “jamás encontraron nada y los derroté nuevamente, porque nunca encontrarán más que sus especulaciones y frustraciones”.

El expresidente peruano Alan García dejó una carta antes de suicidarse el miércoles pasado en la que explicó que su decisión responde a la intención de evitar sufrir “la injusticia” de ser detenido injustamente a la vez que remarcó que deja su cadáver como “muestra de desprecio” a sus adversarios.

En la misiva, leída por su hija Luciana durante el velatorio, el ex mandatario explica: “Cumplí la misión de conducir el aprismo al poder en dos ocasiones e impulsamos otra vez su fuerza social. Creo que esa fue la misión de mi existencia, teniendo raíces en la sangre de ese movimiento”.

“Por eso y por los contratiempos del poder, nuestros adversarios optaron por la estrategia de criminalizarme durante más de 30 años, pero jamás encontraron nada y los derroté nuevamente, porque nunca encontrarán más que sus especulaciones y frustraciones”, sostuvo el exlíder del partido Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA).

Seguidamente, el texto afirma que “en este tiempo de rumores y odios repetidos” pudo ver cómo “se utilizan los procedimientos para humillar, vejar y no encontrar verdades”.

“El homenaje de mis enemigos fue argumentar que Alan García era muy inteligente como para que ellos no pudieran probar sus calumnias”, afirma a la vez que agrega que “he visto a otros desfilar esposados exhibiendo sus miserias, pero Alan García no tiene porqué sufrir más injusticias”.

Finalmente, en la carta señala que deja su cadáver “como una muestra de mi desprecio a mis adversarios, porque ya cumplí la misión que me propuse”.

Alan García murió el miércoles pasado en el Hospital Casimiro Ulloa de Lima luego de dispararse en la cabeza para evitar ser detenido.

El ex mandatario se disparó en la cabeza cuando la Policía Nacional había llegado a su domicilio para cumplir con una orden de detención preliminar por 10 días por el caso Odebrecht.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *