lunes , 19 de agosto, 2019

Carlos Hairabedián quedó fuera de ADN

Tomás Méndez dijo que no hay más lugar para Carlos Hairabedian en ADN por haber revelado datos a su hijo, el fiscal federal Maximiliano Hairabedián quien, a su vez, advirtió a Rafael Sosa.

“La droga está en todos lados, incluso entre la gente que está al lado de uno”, dijo el conductor de ADN tras conocerse la filtración de información que habría llevado adelante el fiscal federal Maximiliano Harabedian, hijo del co-conductor del programa Carlos Hairabedian, luego de un llamado de éste. Pidió al fiscal Enrique Senestrari que explique “por qué tiene esta causa hace 3 años y no hizo nada”.

El conductor del programa de investigación periodística ADN confirmó que “el resto del año” hará el programa solo. “Después de 12 años voy a hacer ADN de manera solitaria”, dijo el periodista, en el marco del descargo tras conocerse las filtraciones de información que habría cometido su co conductor, Carlos Hairabedian.

Según dijo Tomás, el fiscal federal Maximiliano Hairabedian -hijo de Carlos- habría llamado a Rafael Sosa tras recibir un llamado de su padre avisando que en el siguiente programa iban a “reventar” al ex jefe de Drogas Peligrosas de la Policía, hoy apartado de su cargo por las vinculaciones con el narcoescándalo.

“Carlos Hairabedian nunca sabía lo que íbamos a pasar en el programa hasta dos horas antes de grabarlo. Un lunes me llamó alrededor de las 19 y me preguntó qué íbamos a sacar el miércoles porque le habían llegado algunas versiones”, dijo el conductor.

En este punto del relato, Tomás hizo un paréntesis y aseguró que la única persona que sabía el contenido de la siguiente puesta al aire además del propio Méndez y su producción, era el fiscal federal Enrique Senestrari quien, incluso, tenía en su poder cámaras ocultas que no habían salido en pantalla. “Hairabedian me llama y me pregunta qué íbamos a hacer el miércoles. Le dije que íbamos a reventar a Rafael Sosa y él me dijo que no iba a participar de ese programa”, contó Méndez.

Luego de eso, el co conductor habría llamado a su hijo Maximiliano y advertido sobre la situación quien, a su vez, se había comunicado con el propio Rafael Sosa. “Senestrari debería explicar qué hizo con la causa, una causa que usted tenía hace tres años y que por el periodismo avanzó y terminó con detenciones”, dijo Tomás.

Y siguió: “Le tuve que poner el pecho a esa investigación. Aparentemente lo llamó a su hijo y le dijo que no iba a participar y Maximiliano lo llamó a Rafael Sosa. –Carlos- Deberá dar explicaciones por qué lo hizo”, dijo y aclaró: “Maximiliano no tiene nada que ver con ADN ni Carlos con la producción de ADN”.

“Si Carlos hizo lo que hizo, me siento absolutamente traicionado. Evidentemente la droga está en todos lados, incluso entre gente que está al lado de uno”, dijo el periodista.

A través de las cuentas oficiales de Twitter y Facebook, antes del descargo en pantalla del programa Mentes Salvajes, Tomás había escrito: “Me siento traicionado por mi propia gente. Tengo una angustia inimaginable”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *