lunes , 17 de diciembre, 2018

Cancilleres de la Unasur designan una comisión para apoyar la pacificación en Venezuela

Resolvieron designar a una comisión integrada por los ministros de relaciones exteriores de los países del bloque para que “acompañe, apoye y asesore en un diálogo político amplio y constructivo para recuperar la convivencia pacífica en Venezuela”.

Una comisión integrada por cancilleres de los países integrantes de la UNASUR viajará a Venezuela, a solicitud del gobierno de ese país, para “acompañar, apoyar y asesorar el diálogo político amplio y constructivo” en el proceso de Conferencia Nacional de Paz abierto por el presidente Nicolás Maduro.

Así se resume en el segundo punto del documento que los cancilleres de UNASUR dieron a conocer ayer al término de una extensa reunión extraordinaria llevada a cabo en el Hotel Sheraton de la capital chilena.

“A solicitud del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela se ha dispuesto designar a una comisión integrada por ministros y ministras de Relaciones Exteriores de los países de UNASUR para que -en su nombre- acompañe, apoye y asesore en un diálogo político amplio y constructivo orientado a recuperar la convivencia pacífica en Venezuela, considerando la Conferencia de Paz instalada”, reseña el punto resolutivo del documento consensuado esta noche aquí. 

Los cancilleres resolvieron además “respaldar los esfuerzos del gobierno de Venezuela para propiciar un diálogo entre el gobierno, todas las fuerzas políticas y actores sociales con el fin de lograr un acuerdo que contribuya al entendimiento y a la paz social”.

Agrega el documento que “se instruirá a la presidencia pro témpore de UNASUR a organizar, en coordinación con los estados miembros, los trabajos de la Comisión de Cancilleres, cuyo primer encuentro deberá realizarse en la primera semana del mes de abril próximo”.

Asimismo, en otro de los puntos del documento, los ministros reiteraron la “preocupación ante cualquier amenaza a la independencia y soberanía de la República Bolivariana de Venezuela”. 

La ratificación del “respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales, incluyendo la libertad de expresión y reunión pacífica, circulación y libre tránsito, salud y educación, como condiciones esenciales al desarrollo del proceso de integración sudamericana”, figura también entre las principales definiciones políticas del texto.

Por otra parte, los cancilleres de la UNASUR “exhortan a todas las fuerzas políticas y sociales del país a privilegiar el diálogo democrático y constitucional y la concordia, reafirmando que cualquier demanda debe ser canalizada de forma pacífica, por la vía democrática y respetando el Estado de Derecho y sus instituciones”.

Al término de la reunión, el canciller Héctor Timerman consideró que “es una resolución altamente positiva para la defensa de los valores democráticos en Venezuela”. 

Timerman en diálogo con los periodistas argentinos de la Televisión Pública, Radio Nacional y la Agencia de Noticias Télam (únicos medios nacionales presentes) subrayó “la importancia de privilegiar el diálogo” y destacó que “la comisión de cancilleres fue solicitada por el propio gobierno de Venezuela y su presidente Nicolás Maduro”.

El canciller reiteró que “esta comisión viajará a apoyar el diálogo poltico y a asesorar el mismo proceso de paz instalado por el gobierno bolivariano”.

Consultado sobre la forma en que se arribó a un documento final de los cancilleres, Timerman dijo que “es la unidad en la diversidad” y reiteró que “no hay ideologismo; la UNASUR defiende y defenderá los procesos democráticos e institucionales cuya vigencia se encuentre en riesgo, cualquiera sea el estado miembro que se vea amenazado”. 

El documento fue leído en primer lugar y en idioma inglés por el canciller de Surinam, Winson Lackin, cuyo país ejerce la presidencia pro témpore del bloque regional, y luego por el canciller anfitrión, el chileno Heraldo Muñoz, quien agradeció la “buena disposición y voluntad” de los cancilleres presentes para elaborar un documento de consenso.

El mismo texto reitera en su parte principal el comunicado de la UNASUR del día 16 de febrero de 2014 sobre la situación en Venezuela en el cual manifestaba su “más enérgico rechazo” a los actos de violencia ocurridos en aquellas fechas a la vez que recordaba las “condolencias y solidaridad” con los familiares de las víctimas y “con el pueblo y el gobierno democráticamente electo de esa nación hermana”.

La decisión de realizar la reunión en la capital chilena había sido tomada aprovechando las presencias de los ministros de relaciones exteriores de las naciones de UNASUR que asistieron desde el lunes a los actos del traspaso del mando presidencial en este país.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *