lunes , 19 de agosto, 2019

Campagnoli en Córdoba: “No quiero politizar mi caso, pero soy un perseguido”

José María Campagnoli, el fiscal federal porteño que afronta un pedido de destitución por presunto mal desempeño en la investigación del caso Lázaro Báez, dijo esta tarde, en Córdoba, que no quiere politizar su situación, pero que se siente un perseguido político. 

Invitado por el Centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho de la UNC, Campagnoli y su abogado defensor Ricardo Gil Lavedra, hablaron de “la importancia de la independencia en el servicio de Justicia, algo que –coincidieron– está en crisis en la Argentina”.

“Hubiera preferido estar en mi despacho de fiscal haciendo mi trabajo –dijo Campagnoli– en lugar de estar aquí hablando de que muy probablemente sea destituido por investigar, por hacer bien mi trabajo”. 

El 16 de junio se reiniciarán las audiencias ante el Jurado de Enjuiciamiento en el que el kirchnerismo, que impulsa la destitución, tendría cuatro votos, uno más que los consejeros que defienden el desempeño de Campanoli.

Acerca del reciente pronunciamiento de la Justicia Suiza sobre los depósitos millonarios de Báez, Campagnoli dijo: “La justicia de Suiza puso en evidencia lo que yo estaba investigado y a lo que probablemente iba a llegar si hubiera seguido con la causa. (Federico) Elaskar y (Leonardo) Fariña ya lo habían dicho en el programa de (Jorge) Lanata, la plata salía de Argentina y a través de Panamá llegaba a Suiza. Nosotros alcanzamos a probar que ese dinero volvía a la Argentina por la Bolsa de Rosario y era liquidado en cuentas del Banco Nación”.

Cuando se le preguntó a Campagnoli si consideraba que su suerte ya estaba echada por la destitución, respondió: “Vamos a demostrar que sólo cumplí con mi función que es investigar, lo que hice siempre. Si me destituyen a pesar de eso, será un buen final para mi carrera”.

(Fuente y fotografía: lavoz.com.ar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *