martes , 16 de julio, 2019

Cadenas de oración en Venezuela por la salud de Hugo Chávez

Un numeroso grupo de chavistas permanecía frente al Hospital Militar, en el oeste de Caracas, para testimoniar su apoyo y afecto hacia el mandatario. El presidente de Bolivia, Evo Morales, pasó por el hospital pero no vio a su colega venezolano sino que conversó con sus familiares y con el vicepresidente Nicolás Maduro.

CARACAS – En el tercer día del presidente Hugo Chávez tras su regreso a Venezuela para continuar con su tratamiento médico en el Hospital Militar de Caracas, sus seguidores mantenían la guardia frente al establecimiento y las cadenas de oración, mientras el gobierno a cargo del vicepresidente, Nicolás Maduro, se muestra activo, desoyendo el pedido de la oposición de que se conozcan precisiones sobre el estado del mandatario.

Bajo el fuerte sol del mediodía, un numeroso grupo de chavistaspermanecía frente al Hospital Militar, en el oeste de Caracas, para testimoniar su apoyo y afecto hacia el mandatario, mientras en otros sectores de la ciudad se celebraban cadenas de oración para pedir por la salud de Chávez.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, hizo ayer una escala de 10 horas en su viaje a Nueva York, donde participó desde hoy en los actos del lanzamiento del año internacional de la quinua en la sede de Naciones Unidas, y pasó por el Hospital Militar, pero no vio a su colega venezolano sino que conversó con sus familiares y Maduro, según se informó oficialmente hoy.

Maduro encabezó hoy junto al ministro de Planificación Federal argentino,Julio De Vido, la inauguración aquí del servicio de televisión digital abierta, con lo que se instala la idea de que el Ejecutivo venezolano sigue activo y avanza en las políticas ya aprobadas por Chávez.

Ayer hubo una misa multitudinaria para pedir por la salud de Chávez que también excedió el marco religioso, ya que el obispo Carlos Rivero, en su homilía, calificó el retorno del mandatario como “un milagro de la oración colectiva que rompe muchos mitos de la oposición”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *