lunes , 22 de julio, 2019

Bouwer en estado de alerta por envío de residuos electrónicos

Mónica Rescala, una de las vecinas del lugar, asegura que no aceptarán que la Municipalidad de Córdoba siga enviando los residuos electrónicos a la empresa Taym, ubicada en Potrero del Estado, al sur de la Capital.

La basura, considerada altamente tóxica y peligrosa, es el producto de la relanzada campaña de recolección de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (Raee) por parte de la Municipalidad de Córdoba.

Los vecinos de la ya castigada comuna de Bouwer rechazan que el lugar de disposición de estos materiales sea nuevamente su hogar. Amenazan con retomar un plan de lucha en caso de no obtener una respuesta del Ejecutivo municipal cordobés.

Rescala indicó al respecto que “hace una semana que ya están llegando los camiones con la basura electrónica, ahí nos dimos cuenta que estamos de nuevo en problemas”. “Nosotros somos el galpón de atrás de Córdoba, nos mandan toda la porquería para acá”, añadió la vecina.

Ante este escenario, decidieron declararse en alerta y prometieron volver a “movilizar a todo el pueblo y cortar la ruta si fuera necesario, como hicimos con el basual”, comentó Rescala.

Al respecto el biólogo Raúl Montenegro, presidente de la Fundación para la defensa del ambiente (Funam), señaló que “se colecte para reciclar es bueno. Lo que no es bueno es que los residuos, por lo menos en esta etapa, sean sacados de Córdoba, y se envíen a un lugar donde el material será aislado en celdas de seguridad, ya que la empresa no tiene trenes de tratamiento para reducir su toxicidad”.

Vale recordar en este sentido el episodio en el que en el año 2009, los vecinos de Bouwer, lograron impedirle al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que enviara a Córdoba, a Taym, 10 toneladas de pilas y baterías usadas que tenía almacenadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Montenegro explicó que ese material es altamente tóxico y “como supuestamente aíslan la masa de residuos, a veces con rudimentarios métodos de matrización, se asume que habrá mas distancia entre esos residuos electrónicos y la gente, o lo que es lo mismo, para la empresa esos residuos terminan siendo menos tóxicos”.

“Los residuos electrónicos son mezclas altamente complejas de metales pesados, metaloides y complejos polímeros que para su tratamiento o reciclaje requerirían de una compleja y costosa planta de desarticulación y separación que Taym no tiene”, añadió el especialista.

La Municipalidad de Córdoba anunció que se pagaría 60 centavos por cada kilo de este tipo de basura para su disposición. “¿Creen ustedes que con 60 centavos por kilogramo pueden reciclarse estos materiales intrincadamente mezclados?”, señaló Montenegro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *