domingo , 17 de noviembre, 2019

Bonadio ordenó excarcelar a la viuda de Muñoz

En su declaración como arrepentida, Pochetti había revelado que el matrimonio había pagado una suma millonaria al juez Luis Rodríguez para que no investigara las maniobras de lavado de dinero que tenían como protagonista a su marido.

La viuda del exsecretario presidencial Daniel Muñoz, Carolina Pochetti, fue excarcelada ayer por el juez federal Claudio Bonadio, decisión que adoptó luego de que declarara como arrepentida en la causa de los cuadernos de la corrupción.

Pochetti había sido procesada por Bonadio, con embargo de bienes, por lavado de dinero, derivado de la causa de los cuadernos, informaron fuentes judiciales.

La viuda de Muñoz y su primo, Carlos Gellert, ambos procesados por lavado de dinero, fueron excarcelados tras declarar en la causa como “arrepentidos” y haber aportado datos que los funcionarios judiciales consideraron clave.

Ambos imputados saldrán bajo palabra y no podrán ausentarse de sus respectivos domicilios por más de 48 horas ni alejarse más de 60 kilómetros.

Según trascendió, Bonadio dispuso la libertad de Pochetti y su primo por considerar que “el riesgo procesal de fuga y entorpecimiento de la investigación disminuyó” tras su aporte a la investigación como imputados colaboradores.

Pochetti quedó detenida el 24 de octubre del año pasado, después de que la Cámara Federal desplazara al juez Luis Rodríguez de la investigación por lavado de dinero donde estaba imputada la viuda del ex secretario de Kirchner.

El mes pasado, Pochetti declaró como “arrepentida” y de acuerdo a lo que dejaron trascender fuentes judiciales aportó datos sobre el circuito del dinero de Muñoz, los montos y las personas que presuntamente participaron de las maniobras de lavado.

En su declaración, además, Pochetti aseguró que su marido -que falleció en 2016- le había pagado 10 millones de dólares al juez Luis Rodríguez para obtener un sobreseimiento en 2015.

Previamente había declarado Gellert, quien habló de una inversión hecha en una isla británica llamada Turcos and Caicos, para levantar un negocio hotelero luego de la venta apresurada de los departamentos que Muñoz tenía en Miami y Nueva York, lo que fue corroborado por Pochetti.

Bonadio indicó en su resolución de este viernes que “gran parte” de la información aportada por Gellert pudo corroborarse.

(Fuente: Ámbito)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *