jueves , 17 de octubre, 2019

Birri tildó las declaraciones de De la Sota de “desafortunadas y reaccionarias”

El legislador del Partido Socialista, Roberto Birri, refutó las manifestaciones del gobernador José Manuel de la Sota en el coloquio de la Unión Industrial de Córdoba, quien solicitó que se “declare la emergencia juvenil a nivel nacional”, vinculando los chicos en situación de calle con el delito.

De la Sota expresó frente a los empresarios reunidos en el 7° Coloquio Industrial, organizado por la Unión Industrial de Córdoba (UIC): “Necesitamos declarar la emergencia juvenil en el país, que aquellos que no lo vean desde el punto de vista social, al menos nos apoyen por su propia seguridad, para que un chico que les abre la puerta de un taxi cuando sale de un restaurant no le meta una puñalada para sacarle la billetera y comprar paco“.

Al respecto, el legislador socialista sostuvo: “Las declaraciones son desafortunadas y reaccionarias. Una persona que ha gobernado directamente una provincia durante 14 años y pida que se declare la “emergencia juvenil” cuando en 14 años no tuvo la voluntad política y presupuestaria para neutralizar todos los males de los que habla ahora, es patético. Lo real es que en Córdoba desde que está De la Sota cada tres niños que nacen uno es pobre. Ello es un indicador de un gobierno que no tiene ni tuvo un plan de inclusión socio-educativa que con decisión política y asignación de recursos aborde esta problemática. Un gobierno que dejó que los narcotraficantes se hagan cargo – en muchos casos- de las demandas sociales en los barrios ; a quien hubo que demandar judicialmente para que tomara alguna medida sobre las vergonzosas e inhumanas condiciones en que se alojaban a niños y adolescentes, como es el caso del Complejo Esperanza; un Gobernador de una provincia altamente policializada, con una mengua enorme de garantías básicas como el derecho a transitar sin ser detenido, por la simple portación de rostro, por no mencionar los gravísimos casos en que la Policía se vincula directamente al narcotráfico, un joven desaparecido hace más de dos años y los últimos tres casos del llamado “gatillo fácil”, no parece tener autoridad política e intelectual para responsabilizar a los jóvenes humildes de nuestra sociedad por el incremento de la violencia“.

Para Birri hay que ser duro con el delito pero mucho más duro con las causas que generan el delito. Por lo tanto, expresó: “Más que una emergencia juvenil lo que hay que declarar es una emergencia social que ponga a la pobreza y a la exclusión como principal prioridad para abordar en la agenda de gobierno”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *