viernes , 14 de diciembre, 2018

Birri sobre aumento impositivo: “Otra vuelta de tuerca a un sistema regresivo”

Ante el anuncio del Gobernador sobre aumentos en la base imponible del impuesto inmobiliario y el mantenimiento del nivel de los otros impuestos, el legislador del Partido Socialista Roberto Birri, expresó que “este anuncio tiende a ocultar los graves problemas estructurales e históricos del sistema impositivo provincial”. 

“En primer lugar, porque la propia inflación ajusta de manera automática el resto de los impuestos, particularmente de Ingresos Brutos que constituye el 80 por ciento de los recursos propios. En ese caso, las alícuotas se aplicarán a una base imponible “inflada” por el crecimiento de los precios y su valor en términos reales se mantiene y crece su participación en los recursos propios. No necesita aumentarlos, se aumentan solos”, indicó Birri.

Para Birri, “aquí se ´esconde´ que estamos ante un impuesto profundamente regresivo en sus efectos ya que se traslada al consumidor y la mayoría de ellos pertenece a los tramos más bajos de la distribución del ingreso”. 

Y continuó: “El inmobiliario (rural y urbano), el único recurso con efectos de alguna progresividad. A prima facie deberíamos saludar este aumento de la base imponible. Sin embargo, también sirve para esconder, en este caso, los más graves problemas históricos y estructurales del sistema impositivo de la provincia“.

“Este aumento, aparentemente “progresista” no resuelve los problemas que afectan a este impuesto justamente desde el acceso del gobernador a su primer turno de administración. Debe tenerse en cuenta que el impuesto inmobiliario en particular el rural ha quedado notablemente retrasado en su capacidad recaudatoria debido a mantener de manera arbitraria el congelamiento de su base imponible desde 1993, no tocar las alícuotas y no ocuparse de las deudas hacia el fisco que genera, aunque por otro costado se incrementa la presión sobre el sector a través de la creación de fondos específicos; es decir, contribuciones que, en muchos casos, nacen como consecuencia de la aplicación de una tasa, monto o alícuota con un destino determinado, o que se nutren de subas en determinados impuestos”, reflexionó el legislador.

“En el caso del inmobiliario urbano el aumento de la base imponible, necesario por la inflación, no puede resolver su problema histórico: la existencia de mínimos en la base imponible hace posible que viviendas humildes paguen proporcionalmente a su valor de mercado montos superiores a las mansiones. Es que la alícuota no se aplica a su valor real sino a un “valor mínimo” que es muy alto”, aseguró Birri.

“Y la verdadera progresividad no consiste en que todos paguen proporcionalmente sino que la proporción vaya creciendo a medida que se sube en la escala de ingresos, medida de manera indirecta por el valor de la propiedad”.

Finalizó Birri resumiendo que “el gobernador hace estos anuncios para intentar ocultar la regresividad del sistema que ha armado a través de más de dos décadas de desgobierno.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *