jueves , 12 de diciembre, 2019

Benedicto XVI dejó de ser Papa y se convierte en “simple peregrino”

En una emotiva jornada de despedida y poco después de saludar por última vez a sus fieles, una puerta cerrada y un departamento sellado marcaron el final del pontificado de casi ocho años de Benedicto, iniciado el 19 de abril de 2005 cuando fue elegido para suceder a Juan Pablo.

CIUDAD DEL VATICANO – Benedicto XVI se convirtió ayer en el primer Papa en renunciar en 600 años, en una emotiva jornada de despedida y poco después de saludar por última vez a sus fieles y de decirles que empieza la etapa final de su vida como un “simple peregrino”.

Benedicto, quien vivirá retirado hasta su muerte, dio su mensaje finalante cientos de creyentes desde la residencia veraniega de los papas enCastel Gandolfo, cerca de Roma, adonde llegó en helicóptero desde el Vaticano luego de dar su adiós a autoridades de la Iglesia.

La campanas repicaron durante los 15 minutos que duró el vuelo de 30 kilómetros hasta Castel Gandolfo, que pasó a propósito sobre la plaza San Pedro del Vaticano para que el Papa viera pancartas que miraban al cielo y que decían “Gracias”.

Su llegada a Castel Gandolfo. Las campanas sonaron otra vez cuando el helicóptero llegó a Castel Gandolfo, cuya plaza central estaba desbordada de gente que quería ver al Pontífice, de 85 años, por última vez.

Ante una ovación, el alemán Joseph Ratzinger apareció luego en los balcones de la residencia donde pasará los primeros dos meses de su vida de plegaria y contemplación, durante la cual permanecerá “oculto al mundo” -como él mismo dijo- y llevará el título de “papa emérito”, según informó el Vaticano esta semana.

“Estoy muy feliz por estar aquí entre ustedes, rodeado de la naturaleza y vuestra simpatía, que agradezco, así como vuestra amistad”, dijo.

Dos horas más tarde del mensaje, a las 20 (las 16 de Argentina), una puerta cerrada y un departamento sellado marcaron el final del pontificadode casi ocho años de Benedicto, iniciado el 19 de abril de 2005 cuando fue elegido para suceder a Juan Pablo.

En el mismo momento, en el Vaticano, se procedió a sellar el departamento pontificio y el ascensor que lleva al mismo, que se conservarán así hasta la elección del futuro Papa, cuya fecha comenzará adefinirse el lunes con una primera reunión de cardenales llegados a Roma a tal efecto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *