lunes , 22 de julio, 2019
lazaro_baez

Báez denunció a Fariña y a Elaskar por ‘injurias reiteradas’

El empresario presentó una denuncia penal contra el contador y el financista luego de que lo involucraran en una presunta red de lavado. Llamó a declarar a periodistas y mediáticos.

El empresario Lázaro Báez presentó una demanda penal contra el mediático Leonardo Fariña y el financista Federico Elaskar por por injurias reiteradas al haberlo involucrado en una presunta red de lavado de dinero en el primer programa del año de Periodismo para Todos del periodista Jorge Lanata.

La denuncia por “injurias reiteradas“, fue presentada por su abogado Gabriel Gandolfo. La presentación contra el esposo de Karina Jelinek recayó en el Juzgado Correccional Nº12, mientras que la realizada contra el titular de la financiera SGI (conocida como “La Rosadita”) quedó en el Juzgado Correccional Nº14.

Como testigos en su causa contra Fariña, el empresario convocó a los conductores de “Intrusos en el Espectáculo”, Jorge Rial y Luis Ventura, así como a la mediática Marina Calabró y el empresario Carlos Molinari, quien reconoció que el mediático fue su empleado por un tiempo.

“Resulta irrefutable que Fariña imputó a mi mandante los delitos de evasión fiscal agravada por el monto (artículo 2° ‘A’ de la Ley 24.769), legitimación de activos de origen ilícito agravada por habitualidad (artículo 303, 2 ‘A’ del Código Penal), elaboración de balances falsos (artículo 330, inc. 2° CP), amenazas coactivas (artículo 149 bis 2), homicidio (Art. 79, CP), fraude en perjuicio de una Administración Pública (Art. 174, inc. 5° CP) y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública (Art. 265 CP)”, señala el escrito presentado por Gandolfo.

En ese sentido, la presentación señala que, pese a que los dos acusados ya se desdijeron “el daño al honor del señor Báez ya está hecho y, como a cualquier ciudadano, los tribunales le deben reconocer su derecho a perseguir al maledicente que lo ha calumniado”.

“La historia está repleta de sujetos dispuestos a decir lo que sea con tal de hacerse de fama o dinero, y también abundan los periodistas dispuestos a apuntalar a esos mentirosos; en rigor, el apuntalamiento es recíproco, porque cada uno tiene lo que el otro le puede dar”, cuestionó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *