domingo , 21 de julio, 2019

Asumió el nuevo director del Servicio Penitenciario Federal

Se trata del abogado penalista Alejandro Marambio, quien recordó que Kirchner le dijo: “la seguridad no se hace a los palos”. Reemplaza a Victor Hortel, quien renunció ayer tras la fuga de 13 presos.

Este medio día asumió como director del Servicio Penitenciario Federal, el abogado penalista Alejandro Marambio, en reemplazo de Victor Hortel, quien renunció ayer tras la fuga de 13 presos del penal de Ezeiza.

Marambio fue puesto en funciones por el ministro de Justicia, Julio Aalak, quien resaltó el “compromiso” y dedicación del flamante funcionario.

Además, Alak, destacó la gestión “impecable” de Hortel. “Víctor ha hecho una gestión impecable desde el punto de vista de la reinserción social de los detenidos, valorada por amplísimos sectores de la población y del ámbito académico”, remarcó Alak en el acto de asunción de Marambio.

En su discurso, el titular de la cartera de Justicia rechazó asimismo las críticas de “sectores que siempre han apoyado a la derecha conservadora, a quienes no les interesa la reinserción social” y que “aparecen paradójicamente cuestionando ya por antelación al nuevo director”.

Por su parte, el nuevo jefe del Servicio Penitenciario, en su primer discurso, recordó una reunión que mantuvo con Néstor Kirchner en 2007: “Me dijo que la seguridad no se hace a los palos y ese es el mensaje clave de este Gobierno que nosotros vamos a tratar de representar”.

El funcionario dijo que continuará la línea de trabajo de su antecesor, Víctor Hortel, que tiene como eje central “la reinserción social”. “Quien crea que la reinserción social está en contra de la seguridad, tiene una mirada muy sesgada del tema“, analizó.

Al ser consultado por la prensa acerca de la hipótesis de investigación en el caso de la fuga de 13 presos, Marambio ratificó la teoría de que existió complicidad de trabajadores del penal. “Sin colaboración interna no es posible generar semejante hecho”, advirtió.

Sin embargo, el flamante funcionario desestimó la idea de que el hecho haya sido armado como un modo de forzar la renuncia de su antecesor: “Si esa es la idea, es una idea muy equivocada porque vamos a trabajar juntos“.

Por otra parte, esta mañana Marambio había sido blanco de críticas por parte del premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, por supuestas denuncias por violaciones a los derechos humanos en su anterior gestión. El senador kirchnerista Aníbal Fernández fue uno de los dirigentes oficialistas que salió a respaldarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *