jueves , 13 de diciembre, 2018

Argentina debate: La segunda vuelta

Este domingo Mauricio Macri y Daniel Scioli debatirán por primera vez. De cara a esta segunda vuelta electoral los postulantes defenderán sus propuestas y plataforma de campaña.

A pesar de la ausencia en primera vuelta, en esta oportunidad el candidato oficialista, Daniel Scioli accedió a participar del debate nacional entre los dos postulantes al balotaje.

Si bien desde el kirchnerismo alegaron que no estaban dadas las condiciones legales para participar la primera vez, al parecer, luego del escaso porcentaje que los diferenció del candidato opositor, Mauricio Macri, decidieron  “salir a la cancha” y debatir. Pero, entonces, ¿ahora sí están dadas las condiciones que reclama el kirchnerismo?

El temor rondante en el oficialismo nacional por las posibilidades reales de perder la conducción nacional hizo virar la imagen de Scioli hacia aquellos votantes no ideologizados y hasta opositores.  La asistencia al debate, el cambio del discurso y las propagandas despolitizadas dan cuenta de esto, pero enfocándonos más en el próximo domingo,  suponemos que el candidato K deplegará nuevas estratégias.

Macri y Scioli debaten

El próximo domingo 15 de noviembre, desde las 21, se llevará a cabo el histórico debate presidencial entre Daniel Scioli (FpV) y Mauricio Macri (Cambiemos),  y tal como se desarrolló previamente a los comicios generales del 25 de octubre se realizaráen la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

En diálogo con Nada del Otro Mundo, José Octavio Bordón –uno de los organizadores del debate público, Argentina Debate– explicó algunas pautas generales sobre las que se asentará la actividad.

Bordón señaló que junto a más de cuarenta organizaciones no gubernamentales y la participación de especialistas, medios y todos los equipos de los pre candidatos que fueron a la primera vuelta, se elaboró un manual de procedimiento y reglas de juego “para garantizar un debate equilibrado, transparente y de buena fe”, expresó.

Modalidad del debate

La designación de cuatro temas “no implica que no haya otros”, aclaró Bordón, y aseguró que una característica del evento será la interacción entre Macri y Scioli, con respecto a los debates más amplios en donde se reduce el tiempo de diálogo entre los participantes.

“El debate durará una hora y minutos, y cada candidato le hará una pregunta al otro, en el orden sorteado, sobre los cuatro ejes temáticos. Quien preguntó puede repreguntar, y el candidato puede volver a contestar. Así se alternará el orden”, afirmó, y destacó que sobre el final de los cuatro temas, habrá un tiempo para que cada uno de ellos envíe su mensaje a la sociedad.

Cada uno de los candidatos sobre los cuatro ejes temáticos le va a hacer una pregunta al otro, en el orden sorteado. Va a tener el mismo tiempo que tiene el otro candidato para contestar. El que preguntó puede repreguntar y el candidato que fue preguntado puede contestar, y así va a ser alternando en órden, y dejando hacia el final después de los cuatro temas, un tiempo para que cada uno de ellos envíe su mensaje a la sociedad.

Cuatro ejes temáticos a debatir

Los ejes centrales que moderarán el debate serán desarrollo económico y humano, educación e infancia, seguridad y derechos humanos, y fortalecimiento democrático.

Bordón explicó que habrá preguntas temáticas introducidas por los moderadores, pero los candidatos podrán contestar y responder, incluyendo –por ejemplo– dentro de estos temas aspectos financieros, cambiarios, el rol de la energía, la inserción internacional, el funcionamiento de la Justicia, el rol parlamentario, los ejecutivos, lucha contra el crimen organizado, inseguridad, narcotráfico, etc.

La cobertura de los medios de comunicación

El organizador señaló a Radio Universidad que se tratará de una cobertura “excepcional”, que superará ampliamente los cuatro millones y medio de audiencia del debate realizado antes de la primera vuelta.

Aseguró que todos los canales públicos y privados de aire nacionales realizarán la transmisión del debate.

“La única condición que le hemos dado a los medios, desde los nacionales hasta el más pequeño de cable o radial del interior del país, es no poner zócalos ni subtítulos, salvo lenguaje para hipoacúsicos”, señaló.

Los medios tampoco podrán emitir comentarios durante la transmisión, como tampoco podrán emitir publicidades públicas.

“Antes y después de la transmisión, seguramente los medios tengan sus propios equipos de comentaristas y su propia producción periodística” , aclaró Bordón, y aclaró la validez de esto último.

Por último Bordón destacó que luego del debate se garantizará a la sociedad la versión escrita del debate, para aquellos que no pudieron verlo por televisión o escucharlo por radio.

(Fuente: cba24n.com.ar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *