miércoles , 17 de julio, 2019
Monsanto

Amparo prohíbe el funcionamiento de la planta de Monsanto

La jueza Claudia Zalazar dio lugar a la medida cautelar presentada por los vecinos y ordenó que no se autorice el funcionamiento de la planta de Monsanto hasta tanto no se realicen todos los estudios de impacto ambiental ordenados por ley.

Federico Macciocchi, abogado de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida, explicó que la jueza Civil y Comercial Claudia Zalazar ordenó la medida cautelar al reconocer que no se han cumplido con los procedimientos de evaluación de impacto ambiental.

Teniendo en cuenta el principio precautorio que tiende a evitar o prevenir el riesgo de daños ambientales, la resolución de la funcionaria exige: a la Municipalidad de Malvinas Argentinas, que se abstenga de autorizar el funcionamiento de la planta de Monsanto; y a la empresa multinacional, que evite realizar obras que tengan que ver con la puesta operativa de la planta de secado de maíz en las instalaciones que se construyen en esa localidad.

La jueza se expidió en la causa promovida por la Fundación Club de Derecho Argentina, aunque no en los términos en que había sido solicitada la medida cautelar por parte de los demandantes, que perseguían que se ordenara la suspensión o paralización total de la construcción de la planta misma. En efecto, la magistrada esgrimió que “hasta el momento el Municipio de Malvinas Argentinas sólo ha autorizado las obras civiles que implican la construcción y realización de la primera etapa”, por lo que no habría motivos para ordenar la “paralización de dichas obras, que sólo inciden sobre la construcción de la obra civil y que, en principio, no impactarían sobre el medio ambiente que se pretende proteger”.

Al respecto, Macciocchi ratificó lo dicho por la jueza: “No nos satisface, pero el fallo evidencia lo que estamos tratando de que la Justicia reconozca (…) El amparo estará vigente hasta tanto se realice la evaluación de impacto ambiental, es decir que la jueza ya se ha pronunciado al respecto. No es hasta que el amparo se resuelva, sino que es hasta que haya una evaluación de impacto ambiental.(..) No ha ordenado paralizar la totalidad de las obras, pero ha ordenado que se abstenga de darle permiso para funcionar hasta tanto no se cumplan con los procesos de evaluación de impacto ambiental, que es en definitiva, es el fondo de la causa del amparo”, señaló el representante legal de los vecinos.

El letrado remarcó además que la jueza Zalazar reconoce con esta medida “que a pesar de no tener estudios de impacto ambiental, la planta se está construyendo”.

Disposición legal

La Jueza en lo Civil, Comercial, de Conciliación y Familia de Feria, Claudia Zalazar, dispuso una medida cautelar que ordena a la Municipalidad de Malvinas Argentinas que “se abstenga de autorizar a Monsanto Argentina SAIC cualquier obra y/o actividad que implique la puesta en funcionamiento de la etapa operativa de la Planta de Acondicionamiento y/o Secadora de Semillas de Maíz” en el predio ubicado en Ruta 188 A Km 9 ½. Esto, “hasta que no se encuentren cabalmente cumplimentados todos y cada uno de los trámites y requisitos señalados por la Secretaría de Ambiente, así como los dispuestos por el Decreto reglamentario 2131/00 de la Ley Provincial 7343 y, de manera particular, los referidos a la evaluación de impacto ambiental y la resolución correspondiente (arts. 2 y 30 del Decreto 2131/00)”.

Respuesta de la empresa Monsanto

Por medio de un comunicado, la multinacional Monsanto indicó que la construcción de la planta “se está desarrollando normalmente y cuenta con todos los permisos y autorizaciones municipales y provinciales pertinentes”.

Desde la empresa hicieron hincapié en que “la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba autorizó el Aviso de Proyecto correspondiente a la ejecución y construcción de la Etapa 1 de la Planta de Acondicionamiento de Semillas de Maíz”.

Fuente: Ecos Córdoba

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *