jueves , 12 de diciembre, 2019

Amenazaron a la madre de Alós

La mujer denunció el hecho y ahora personal de Gendarmería custodiará su casa. Insiste con la hipótesis del homicidio.

El abogado de la familia de Juan Alós, Carlos Nayi, informó hoy que la madre del policía fallecido recibió amenazas, por lo que se ordenó que su casa sea custodiada por personal de Gendarmería.

“La fiscalía número 1 a cargo del doctor Enrique Senestrari acaba de disponer, hace instantes, que Gendarmería Nacional custodie en forma permanente la vivienda particular de Norma Celeste Alós, la madre el oficial principal que fuera encontrado muerto el 7 de septiembre dentro de su auto en el marco del narcoescándalo”, dijo el letrado en diálogo con Cadena 3.

En ese sentido, el abogado detalló que la medida “ha sido dispuesta en función de seis llamadas telefónicas en su domicilio particular al teléfono fijo, tres en la mañana de hoy y tres en la tarde de ayer”.

Además, el letrado subrayó que la mujer, de 75 años, teme por su vida y reiteró que “la hipótesis de la querella, en base a datos objetivos, es que esto no tiene nada que ver con un suicidio, es necesario trabajar en la posibilidad que ha sido un homicidio”.

Respecto de la investigación, Nayi dijo que “está interviniendo la fiscalía de Alta Gracia con un titular de instrucción que tiene un pedido de apartamiento, a partir de una serie de graves irregularidades denunciadas por la querella desde el momento en que (Emilio) Drazile toma contacto físico con el vehículo donde fue encontrado el cuerpo de Alós”.

“De otro costado, está trabajando la fiscalía federal con la misma información que cuenta el fiscal de Alta Gracia y cuya suerte está en manos del juez de garantías”, agregó.

Asimismo, el abogado explicó que “hay dos procesos penales, uno a cargo de la justicia provincial y otro de la federal, en donde se analiza el grado de responsabilidad, si es que existe, de Drazile, en lo que ha sido no preservar al prueba desde un primer momento”.

En tanto, sobre la carta de despedida que habría dejado Alós, recordó que “se ha efectuado una pericia caligráfica, y la propia viuda ha aceptado que la letra corresponde al puño escritor de su marido, pero la forma en que se ha expresado no es en la que lo hacía habitualmente”.

“Nunca la había llamado por el nombre Roxana, aparecen expresiones, como ‘ja ja’, que no se comparecen con la forma de expresarse de un hombre estructurado y que estaba en la antesala de la muerte”, detalló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *