domingo , 20 de octubre, 2019

Alberto Fernández y Lavagna anticiparon al FMI que renegociarán el acuerdo

Ambos precandidatos presidenciales se reunieron con autoridades del organismo internacional. El dirigente kirchnerista aclaró que si gana las elecciones buscará “estabilizar la economía para poder crecer y pagar nuestras deudas”.

Los precandidatos presidenciales del Frente de Todos, Alberto Fernández, y de Consenso 19, Roberto Lavagna, anticiparon ayer a las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) que, en caso de ser electos, renegociarán el acuerdo alcanzado con el gobierno de Cambiemos por un préstamo Stand by.

Por la mañana, el ex Jefe de Gabinete se reunió con el Director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner y Trevor Alleyne.

A través de un comunicado de prensa, el organismo explicó que “fue una oportunidad para intercambiar opiniones sobre las perspectivas económicas actuales de la Argentina y conocer más sobre sus prioridades de política económica “.

Por su parte, Fernández contó que le trasmitió a Werner y Trevor y la “disposición a reformular los acuerdos sin exigirle más esfuerzos a nuestro pueblo” y les aclaró que que la intención de su partido es la de “estabilizar la economía para poder crecer como condición necesaria para pagar nuestras deudas”.

Asimismo, cuestionó también que “los créditos del FMI se hayan usado para financiar u$s 30 mil millones de fuga de capitales especulativos”.

En este sentido, el precandidato manifestó su “profunda preocupación por el hecho de ese organismo haya actuado y siga haciéndolo en abierta violación a lo dispuesto por Artículo VI del Acta Constitutiva del FMI cuyo primer párrafo dispone que ‘ningún miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital’”.

Al respecto, remarcó que el “préstamo otorgado por el FMI asciende a la suma de u$s 57.000 millones. Esa suma representa más del 65% del total de su cartera de préstamos, constituyendo así un hecho inédito no sólo en la historia del FMI, sino a nivel global”.

Fernández destacó que “en el tiempo que ha transcurrido entre la firma del acuerdo original (junio 2018) y el 30 de mayo de 2019, la Argentina ha recibido del FMI u$s 39.000 millones. En ese lapso, salieron del sistema financiero u$s 23.160 millones por Formación de Activos Externos de libre disponibilidad y u$s 6.920 millones por salida de inversiones especulativas extranjeras, lo que en total representa una fuga neta de dólares que superan los 30.000 millones”.

En el comunicado, el dirigente sostuvo que “resulta alarmante que esa práctica con visos de ilegalidad respecto de las propias normas establecidas -y por todos aceptadas- del FMI siga permitiéndose, máxime si se tiene en consideración que el actual Gobierno aún debe recibir durante su mandato u$s 11.000 millones más que pueden tener el mismo destino que han tenido los montos hasta aquí percibidos”.

Asimismo advierte que “los objetivos que se fijaron al tiempo de otorgar el préstamo han sido absolutamente distorsionados. El propósito del acuerdo Stand By era reducir la deuda pública y la inflación, recuperando el crecimiento y la generación de empleo para combatir la pobreza”, explica Fernández.

“Ninguno de esos propósitos, que son compartidos, han sido logrados”, asevera. “Le he transmitido al señor Werner nuestra enorme preocupación por la situación creada por las políticas y la ineficiencia del Gobierno de Mauricio Macri y le he puesto de relieve lo mucho que me llama la atención la complacencia del FMI ante resultados tan negativos”, concluye el parte.

Luego, por la tarde Lavagna recibió a Warner y Alleyne, quien les reiteró su decisión de pedir una reformulación a los “de extender los vencimientos de deuda pública argentina con el Fondo Monetario, porque es muy pesada y cae toda sobre el próximo gobierno”.

A través de su cuenta de Twitter, el ex ministro de Economía afirmó: “Le dijimos a la misión del FMI que el gobierno de Consenso Federal renegociará los plazos del Stand By porque, así como están, ahogan por muchos años la esperanza de crecimiento de los argentinos”.

 “Mientras tanto, el Gobierno tiene la responsabilidad de empezar, ya mismo, a solicitar un alargamiento de plazos de los grandes vencimientos que acumuló para el 2021 y 2022”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *