lunes , 16 de septiembre, 2019

Al menos 60 detenidos y unos 109 heridos fue el saldo de la represión frente al Congreso

Los heridos fueron asistidos por un puesto improvisado por voluntarios de la Cruz Roja. Los damnificados tras las acciones represivas y los incidentes fueron trasladados a distintos nosocomios.

A minutos del arranque de la sesión que busca convertir en ley la reforma previsional impulsada por el Gobierno nacional, comenzaron a desarrollarse incidentes y acciones represivas por parte de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y de la Bonaerense alrededor del Congreso que concluyeron con un saldo de al menos 60 personas fueron detenidas y 109 heridos.

Desde la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), entre los detenido se encuentra Carlos Artacho, trabajador telefónico y miembro de la directiva de FOETRA, mientras que entre los heridos, 48 son agentes policiales que fueron asistidos en un puesto improvisado de la Cruz Roja y traslados a los hospitales Ramos Mejía, Penna, Santa Lucía, Argerich, Durand, Churruca y Rivadavia, según informó el Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME).

La Guardia de Infantería lanzó bombas de humo cuando un grupo de manifestantes intentaba traspasar las vallas dispuestas por el fuerte operativo policial en torno al Palacio Legislativo, sobre la avenida Rivadavia, casi esquina Sáenz Peña.

Además, los efectivos armaron un cordón con escudos y lanzaron agua desde camiones hidrantes, además de bombas de estruendo para disipar a los manifestantes que comenzaron a tirar los vallados de los dos extremos de la plaza.

Más tarde, el ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich dio la orden apara que más de 800 efectivos de Gendarmería Nacional se sumen al operativo que se despliega en el edificio legislativo.

Medida Cautelar contra la Represión

En el marco de otra jornada de protesta y movilización, y con el antecedente de la brutal represión desatada el jueves pasado contra los manifestantes que se expresaron contra la reforma previsional, la justicia porteña dictó una medida cautelar para garantizar la seguridad de quienes participen en la marcha. Lo hizo en la madrugada de ayer en respuesta a un amparo presentado por el legislador por Unidad Ciudadana Mariano Recalde.

Según lo dispuesto por la jueza Patricia López Vergara, del juzgado en lo Contencioso y Administrativo N°6, el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, a cargo del operativo de seguridad, deberá informar cuáles son las fuerzas de seguridad destinadas a intervenir en la movilización y asegurar que todos los efectivos vistan el uniforme reglamentario con su correspondiente identificación a la vista.

La jueza también prohibió la utilización de armas de fuego y ordenó que las balas de goma y gases lacrimógenos sólo sean usados como último recurso y a una distancia de los manifestantes tal que garantice su seguridad.

La medida cautelar pidió también que el gobierno porteño informe la nómina de vehículos que serán utilizados para el operativo y prohibió el uso de cualquier otra camioneta o vehículo que no haya sido informado para tal fin. Por último, el juzgado solicitó que luego de la jornada de hoy el Ministerio de Justicia entregue las filmaciones y registros del operativo.

(Fuente: La Nueva Mañana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *