domingo , 21 de julio, 2019

Aguad se mostró optimista de cara a octubre y confiado en que es el fin del kirchnerismo

Advirtió que el gobierno va a tener que negociar para asegurar la gobernabilidad. Dijo que en las PASO, la gente logró lo que no pudo la oposición en el Congreso. Destacó la suba del mínimo del impuesto a las Ganancias y anticipó que acompañará en Canje de Deuda.

El candidato a diputado Nacional por la Unión Cívica Radical (UCR), Oscar Aguad, se manifestó hoy optimista respecto a las próximas elecciones legislativas de octubre a la vez que consideró que en 2015 se termina el ciclo kirchnerista y vaticinó que el resto del mandato el gobierno dará lugar al diálogo.

“¿Saben porque soy optimista? Porque converso con los cristinistas o los kirchneristas en la Cámara de Diputados, están todos muy preocupados, nunca los vi igual”, aseguró el legislador nacional y agregó: “Ellos dicen que tienen que cambiar, que así no se puede seguir gobernando, y además advierten que se terminó el ciclo, que el kirchnerismo termina en el 2015 irremediablemente”.

Durante una entrevista en el “Show de la Mañana”, de Canal 12, Aguad explicó que la oposición “en estos dos años nosotros tenemos que acompañar al gobierno para que deje una Argentina más normal”.

Al ser consultado sobre si la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias podría beneficiar al kirchnerismo de cara a octubre, el dirigente radical analizó: “Incida o no incida, la gente logró con su voto que el gobierno cediera, cosa que no hemos logrado nosotros los opositores, incluso con mayoría en la Cámara de Diputados”.

El voto le hizo cambiar el programa a la presidenta”, dijo a la vez que consideró que “si en octubre se ratifica este rumbo, la presidenta se tiene que sentar a conversar con la oposición, este es el país que tenemos que construir entre todos”.

En este sentido, Aguad advirtió que la “Argentina tiene grandes problemas económicos, y a esos problemas puede solucionarlos si tiene una gran respuesta de la sociedad en las urnas, pero acá tenes una respuesta negativa, es decir que eso se va a seguir acrecentando, salvo que el gobierno se siente a dialogar en una mesa a consensuar un programa de gobierno por los dos años que le faltan”.

Respecto a la pretensión de la oposición de presidir la Cámara de Diputados, el legislador dijo: “Esto no es para dramatizar, pero nosotros queremos una respuesta. Si la gente ha votado específicamente los proyectos que ha presentado la oposición y ha votado en contra del oficialismo eso se tiene que traducir institucionalmente, es decir, con leyes que dicte en el Congreso de la Nación”.

Podemos tomar, si nos dan los números, la presidencia de la Cámara de Diputados, o podemos acordar con el oficialismo cambiar el reglamento para que podamos tratar nuestros proyectos, que son los que votó la gente”, sostuvo.

En este sentido, el diputado afirmó que “el gobierno no tiene tan graves problemas como para poner en riesgo la gobernabilidad” y advirtió que “la gobernabilidad se pone en riesgo con la tozudez de no querer hablar”.

Al hacer una lectura de los resultados de las paso, Aguas consideró que el electorado “ha votado en contra del gobierno” y destacó que lo que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “simplificaba diciendo que era un grupo reducido de barrio norte” fueron “expresiones de toda la comunidad en contra del gobierno”.

Ojo que en Córdoba pasó lo mismo, tres de cada cuatro votaron en contra del gobierno de Córdoba. Y son gobiernos que han plebiscitado su acción de gobierno, la gente ha rechazado ese plebiscito, razón por la cual la exigencia es un cambio”, opinó.

Sobre los resultados del radicalismo, el dirigente aseguró que desde el partido “estamos muy conformes porque nosotros no disponemos de los recursos que dispone el oficialismo, hemos hecho una campaña muy austera” y anticipó que “en estos dos meses vamos a mejorar ostensiblemente”.

En estas elecciones ha habido una buena noticia: el peronismo no es partido único. Ha aparecido el radicalismo de nuevo en seis provincias argentinas, quiero decir que un partido que se lo creía totalmente desligado de la situación para gobernar la argentina ha vuelto”, celebró.

Al ser consultado sobre la posibilidad de hacer alianzas con otros partidos, Aguad se limitó a manifestar su postura personal. “Si nosotros tenemos aspiraciones de gobernar la Argentina, además de un programa de gobierno, tenemos que tener aliados para ganar las elecciones” y dijo y destacó “la experiencia de UNEN en Buenos Aires, de tener alianzas y dirimirlas en una interna abierta, y que la sociedad elija quien es el candidato de la alianza. Y en este caso van a ser Pino Solanas y la (Elisa) Carrió, y me parece perfecto, y nos tenemos que encolumnar todos detrás de ellos”.

“(Julio) Cobos está adentro del radicalismo absolutamente, -continuó- hizo otra gran elección en Mendoza. Hay renacimiento del radicalismo, que es un renacimiento de la alternativa al peronismo en Argentina”.

Respecto al escaso caudal de votos que obtuvo el radicalismo en la capital cordobesa, Aguad explicó que fue por la “gran dispersión del voto opositor”, ya que eran todos partidos “anti kirchneristas”, pero destacó que, aunque con poco volumen de sufragios, “nosotros ganamos 9 seccionales de 14”.

Por otra parte, el diputado nacional destacó la decisión del gobierno de aumentar el piso de las Ganancias. “Es un buen esfuerzo que ha hecho el gobierno” dijo y consideró necesario establecer un sistema de actualización automática y de inclusión de los autónomos y a los monotributistas.

Finalmente, Aguad dijo que si bien no está completamente de acuerdo con el nuevo Canje de Deuda, acompañará al gobierno con esa decisión. “Una de las cosas muy buenas que ha hecho este gobierno es renegociar la deuda externa, hizo este canje de deuda y el 93 por ciento acepto, lo que hizo mal este gobierno es negociar con ese 7 por ciento que hizo juicio y lo gano”, opinó y agregó: “Ahora el gobierno reabre el canje, pero ese 7 por ciento tiene un fallo a favor por el 100 por ciento. Yo creo que está bien, y que hay que darle la herramienta para que lo intente el gobierno pero, ¿quién teniendo una sentencia a favor va a aceptar menos que lo que la sentencia dice?”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *