martes , 20 de agosto, 2019

Acusan a Oscar González de mandar a matar a un fiscal

El programa ADN que se emite por Canal 10 exhibió anoche la copia del testimonio judicial de un hombre llamado Juan Domingo Argüello, quien denunció que, en diciembre de 1999, cuando el actual gobernador José Manuel de la Sota transitaba sus primeros meses como gobernador de Córdoba, el entonces ministro de Gobierno (hoy jefe de Gabinete), Oscar González, y el entonces jefe de Drogas Peligrosas de la Provincia, Nelson González, le “encargaron” que matara al fiscal de Villa Carlos Paz, Carlos Matheu. A cambio, le ofrecieron un kilo de cocaína y seis mil dólares, dijo. Matheu es el fiscal que en esos años investigaba los asesinatos de Pablo Jossen y de Ian Duran, dos resonantes crímenes producidos en la Villa serrana y vinculados de redes de narcopolicías, narcotráfico y prostitución. De esa investigación participó el hoy detenido e imputado ex jefe de Drogas Peligrosas, Rafael Sosa, que entonces cumplía funciones en la ciudad de Punilla.

El ciclo que conduce Tomás Méndez mostró la copia de la denuncia que Argüello (que estaba detenido por diversos delitos) realizó ante la Fiscalía Federal Nº 2, a cargo de Gustavo Vidal Lascano, el 26 de marzo de 2006, tomada por los funcionarios Agustín Ferrer Vera y Patricio Bustos Fierro. Cabe destacar que la declaración en sede judicial ratificaba lo ya expusto ante la Gendarmería, en el 0800 habilitado para tal fin, según consta en el acta. El facsímil de la declaración acompaña esta nota.

Según el denunciante, Oscar y Nelson González, junto al sargento Juan Dómine (un oscuro personaje integrante de la D2 durante la dictadura militar) manejaban el negocio de la droga en Carlos Paz, y que un conocido narco de la zona, Cuqui García, trabajaba para el ex jefe policial.

La declaración exhibida en ADN dice textualmente: “Que en el mes de diciembre del año 1999, estando en la casa de Cuqui, con la finalidad de comprar cocaína, llegaron las tres personas que menciona a quienes conoció en esa oportunidad. Que Nelson González, supuestamente llegaba con la finalidad de llevar a cabo un procedimiento policial, pero que luego de estar veinte minutos, salieron con una bolsa de droga. Que los dos González al advertir los tatuajes que tiene el declarante (es decir, Argüello) en los brazos, le preguntaron si había estado preso, a lo que respondió afirmativamente. Inmediatamente le requirieron realizar un trabajo, concretamente matar al fiscal Matheu, lo que en ese momento aceptó a cambio de un kilo de cocaína y seis mil dólares”.

Según Argüello, aunque inicialmente aceptó el “encargo”, luego desistió y el “28 o 29 de diciembre” le informó la decisión telefónicamente a Nelson Sosa.

El 23 de agosto de 2000, el diario Página/12 publicó una nota titulada: “Seis mil pesos y cocaína para matar a un fiscal”, donde Matheu relata que un preso, al que no identificó, le informó que dos policías le habían ofrecido ese pago para eliminarlo. La nota señala que el fiscal de Carlos Paz había sufrido varias amenazas de muerte, en la Fiscalía y en su casa, y que el Gobierno de Córdoba minimizaba el hecho. “El expediente fue a parar a la fiscalía de Raúl Moll, con sede en Alta Gracia, el viernes pasado. Moll, a su vez, giró parte de la causa a la Justicia federal, “porque hay un caso de compra de droga de por medio”, según le explicó el funcionario a este diario”, decía la nota de Página/12.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *