martes , 17 de septiembre, 2019

Acusan a funcionarios de Ambiente de usar vehículos de Odebrecht

Los denunció la legisladora Montero. Britch aseguró que se trata de “una práctica legal” y aseguró que está contemplado en los pliegos. “La empresa los provee para controlar las obras”, argumentó.

La legisladora de Córdoba Podemos, Liliana Montero, acusó ayer al secretario de Ambiente de la Provincia, Javier Britch, de utilizar un vehículo que pertenece a la empresa constructora Odebrecht, investigada por el pago de coimas.

Asimismo, la parlamentaria apuntó también el director General de Conservación de la Biodiversidad y Recursos Naturales de la Secretaría de Ambiente,  Diego Suárez, por usar una Toyota Hilux a nombre de la empresa brasileña.

Montero consideró que “esto no deja de confirmar de que hay coimas desde el año 2008 a la fecha”.

“Más allá de las justificaciones que se escuchen desde ahora, el auto no estaba ploteado, no estaba en los pliegos de licitación y no hay ninguna razón objetiva para que una funcionario esté usando un auto de una empresa que ha sido beneficiado con una licitación pública”, sostuvo.

Al respecto, Britch aseguró que la provisión de vehículos está contemplada en los pliegos. “Es un mecanismo que está dentro de los pliegos, que las empresa que resultan adjudicadas tengan la obligación de proveer al Estado provincial, en este caso al ministerio que controle, vehículos para que lleve a cargo los controles de la obra”, explicó en declaraciones a Cadena 3 y aseguró que “en todas las empresas que son contratistas esto figura por pliego de proveer estos vehículos”.

“Se realizan los gasoductos en la provincia y la empresa provee dos vehículos para llevar adelante parte de los trabajos que se debe realizar: la evaluación, la terminación y lo que se acuerde en las reuniones de coordinación”, afirmó.

Asimismo, el funcionario aseguró que “es absolutamente falso estas imágenes que andan dando vuelta. El auto está en la Secretaría de Ambiente, quiere decir que se usa para trabajar no para ningún fin particular. Los tenemos hace un año y medio“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *