martes , 18 de diciembre, 2018

Un cierre de campaña bien federal

Uno en Humahuaca, el otro en La Matanza. Los presidenciables apuestan a consolidar el voto del interior nacional.

A menos de 24 horas del comienzo de la veda electoral, los presidenciables gastan sus últimos cartuchos intentando imponerse en la voluntad de los electores.

Rompiendo con los tradicionales cierres de campaña multitudinarios en la Capital Federal, ambos candidatos decidieron, teniendo en cuenta  el rumbo que tomó el escenario político nacional, concluir con sus actividades proselitistas de una forma “bien federal”.

Mientras el candidato de Cambiemos, Mauricio Macri, viajará a Jujuy  para cerrar su campaña en la característica ciudad de Humahuaca, en el monumento  de los Héroes de la Independencia, Daniel Scioli, postulante oficialista del Frente para la Victoria, lo hará primero en Mar del Plata, cerca del mediodía, para concluir en el estadio Juan Domingo Perón  de La Matanza, por horas de la tarde.

Los lugares elegidos no fueron librados al azar. El candidato opositor, ya en las elecciones generales de octubre apostó por un cierre de campaña en el interior, en este caso Córdoba, donde un mes antes se había impuesto el frente Cambiemos local, y logrado retener la intendencia de la Capital. Al parecer, los cordobeses decidieron acompañar también a nivel nacional al frente y, convirtiéndose en una trinchera macrista, Cambiemos logró superar el 50 por ciento de los votos totales, quedando el presidenciable K en tercer lugar, por debajo del ex candidato de UNA, Sergio Massa.

Esta vez, en el marco del balotaje, luego de la sorpresiva victoria del  radical jujeño, Gerardo Morales, en las elecciones provinciales, sobre uno de los históricos bastiones K y tierra de la dirigente oficialista Milagro Sala, dirigentes, referentes y militantes del frente Cambiemos  viajan en una escena cuasi de éxodo hacia la provincia del norte para encabezar el “Acto de la Esperanza”.

Fiel a su estilo y en sintonía con el discurso que planeó desde un comienzo el postulante de Cambiemos, el acto referenciaría a la ola de cambio que se inició en Córdoba, contagió a provincias como Jujuy y terminó en el batacazo histórico de María Eugenia Vidal en la provincia y distrito más grande del país, Buenos Aires.

En la vereda del frente, el candidato Daniel Scioli reparte su agenda con visitas a diferentes medio de comunicación pero dejando reservadas las horas del mediodía y de la tarde para los principales actos de cierre.

Cerca de las 13 se espera el arribo del candidato a la ciudad de Mar del Plata, aquel lugar que fue escenario de sus diversos éxitos deportivos y que, según apuestan dentro del sciolismo, lo verá consagrarse como presidente. Pero, las actividades no culminan ahí.

Casi a último momento se agregó en la agenda del candidato la visita y acto final en el polideportivo Juan Domingo Perón, en la localidad de La Matanza, donde Scioli encabezó el acto del día de la Lealtad, 17 de octubre. El intento del presidenciable K es redoblar la apuesta en la provincia que conduce desde hace 8 años  que de manera sorpresiva e histórica se perdió en manos del PRO.

Por ahora, luego de haber pasado por diversas etapas (enojo, culpas), el movimiento nacional y popular sale a la cancha entendiendo que, de imponerse la “ola del cambio” en lugar de aquella “naranja”, el fin de ciclo ya tendría una fecha pactada: 10 de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *