miércoles , 12 de diciembre, 2018

Recapturan a otro de los presos fugados en Luján

Fue recapturado anoche en la localidad bonaerense de General Rodríguez. Aún quedan cinco evadidos prófugos.

Anoche fue recapturado otro de los presos fugados el domingo pasado de la comisaría de Luján en la localidad bonaerense de General Rodriguez.

Se trata de José Daniel Márquez (27), quien fue detenido poco antes de las 23 de anoche cuando salió junto a una mujer que se investiga si era su pareja, de un domicilio donde se cree estuvo refugiado desde la fuga del domingo.

El comisario general Ángel Beserra, jefe de la Superintendencia de Investigaciones de la policía bonaerense, informó que “anoche se recibió una información relacionada a un domicilio donde podía estar uno de los evadidos y se enviaron los grupos operativos”.

Cuando el sospechoso salió de la vivienda en compañía de una mujer, se procedió a su captura y se confirmó que se trataba de Márquez, uno de los prófugos de la evasión”, dijo Beserra.

El jefe policial explicó que la captura estuvo a cargo de una comisión policial mixta entre efectivos de la DDI Mercedes y de la comisaría 1ra. de Luján y que el evadido “no opuso resistencia, ni estaba armado”.

Márquez estaba detenido desde el 2 de julio pasado y tiene dos causas penales en trámite, una por “robo simple” y otra por “robo agravado” a disposición de la UFI 9 descentralizada de Luján.

Los cinco presos que aún permanecen prófugos son Rubén Horacio Rodrí­guez (62), Gonzalo César Contreras (24), Alfredo Oscar Cardozo (29), Lautaro Nicolás “El Chilenito” Amalfi y Alan Nicolás Costa (21).

Los otros cinco presos que se escaparon pero fueron recapturados en las primeras horas fueron: Alexis Aníbal Domínguez (32), Ezequiel Gastón Fernández (35), Carlos Alberto Salas (32), Federico Maximiliano Carrere y Guillermo Gabriel Martínez.

La fuga de los 11 presos se produjo el domingo por la noche en la comisaría primera de Luján, ubicada en la calle Las Heras 387, entre Italia y Rivadavia, en pleno centro de la ciudad y a cuatro cuadras de la histórica Basílica, cuando los presos limaron un doble enrejado con malla metálica ubicado en el techo del patio interno.

Los peritos creen que las rejas del techo fueron vulneradas con una lima y un hilo de acero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *