martes , 18 de diciembre, 2018

Procesan a “Pity” Álvarez por homicidio agravado

Lo dispuso el juez Martín Yadarola, quien además dictó la prisión preventiva y ordenó que el músico sea sometido a tratamientos terapéuticos para el consumo de drogas.

El juez en lo criminal y correccional porteño Martín Yadarola procesó ayer con prisión preventiva al músico Cristian “Pity” Álvarez por el delito de homicidio agravado por el uso de un arma de fuego por el crimen de Cristian Díaz.

Según informó el Centro de Información Judicial (CIJ), la investigación determinó que la víctima murió de forma inmediata tras recibir cuatro balazos en la cabeza y que no estaba armado.

El informe revela también que un testigo de identidad reservada declaró que la víctima le había recriminado al líder de Viejas Locas que en una oportunidad lo había acusado de robarle objetos personales. “Díaz se habría acercado, en esa oportunidad, a Álvarez para conseguir droga y se habría quedado con una mochila”, explicó el testigo.

Siempre según la testigo presencial, Díaz empujó y golpeó en la gorra a “Pity” mientras le reprochaba: “Vos sabés quién soy, te acordás de mi. Te acordás cuándo yo te llevé a la villa, vos dijiste que te faltaban cosas en la mochila y yo no soy rastrero”.

“Vos una vez me dijiste que me ibas a pegar un tiro cuando te faltaron cosas en la mochila. Si vas a tirar, tirá gato”, habría desafiado la víctima al músico.

“Fue allí que, sin mediar palabras y encontrándose a escasa distancia de su rival, sacó el arma de fuego que llevaba consigo, apuntó al rostro de Díaz y le efectuó un disparo que impactó en dicha zona y lo hizo caer tendido. Inmediatamente después, el imputado se posicionó parado frente a la víctima que yacía en el suelo y, también a corta distancia, le disparó otras tres veces más directamente a la zona del rostro, para luego guardar el armamento y dirigirse sin más hacia su automóvil, retirándose del lugar”, relató la testigo.

Al respecto, el magistrado concluyó que Pity el cantante es imputable. “Cristian Álvarez, independientemente de las secuelas a nivel psicofísico generadas a raíz del policonsumo de sustancias psicoactivas oportunamente comprobadas con antelación a este episodio, al momento de producirse el hecho investigado en autos presentaba la capacidad psíquica suficiente como para comprender lo que hizo y la consecuente repercusión jurídico penal de su conducta, y pudo dirigir sus acciones conforme a esa comprensión“, consideró Yadarola.

El crimen de Díaz ocurrió en la madrugada del viernes 12 de julio cuando, en el barrio Cardenal Samoré, de Villa Lugano.

Después del crimen, el líder de la banda Viejas Locas descartó el arma utilizada y estuvo prófugo durante 24 horas. Minutos antes de entregarse a las autoridades de la Comisaría 52, Álvarez confesó frente a los medios el asesinato: “Lo maté porque era él o yo. Y creo que cualquier animal haría lo mismo”, dijo.

El músico se encuentra actualmente detenido en el pabellón psiquiátrico del Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *