lunes , 21 de octubre, 2019

Para el fiscal, no está probado que los acusados por la muerte de Mariana Ellena corrían picadas

Por ello, Gualda consideró que el principal acusado actuó con imprudencia pero “no hubo dolo”. En una semana se conocerá la sentencia.

El fiscal Raúl Gualda afirmó ayer que “no hay certeza” de que los acusados por la muerte de Mariana Ellena en septiembre de 2011 hayan estado corriendo picadas en el momento que atropellaron a la joven en una esquinan de bulevar Chacabuco, por lo que consideró que “no hubo dolo”.

Durante un alegato que duro alrededor de cuatro horas, el representante del Ministerio Público Fiscal desacreditó a varios testigos que habían declarado presenciar la supuesta carrera entre el Fiat 147 blanco y el Spazio azul.

En este sentido, Gualda dijo que se trató de “un hecho culposo” y afirmó que la figura del dolo eventual “no existe, es incostitucional”.

El accionar del menor fue un obrar imprudente y no se representó el peligro“, sostuvo el fiscal.

De esta forma, el funcionario consideró que al menor de edad se lo tiene que condenar por homicidio culposo agravado por el uso de vehículo, con pena de 2 a 5 años de prisión.

En tanto, pidió la absolución de Gustavo Gastón Luca por el delito de conducción peligrosa.

Los autos no fueron modificados para correr picadas. Los motores no fueron desarmados“, destacó a la vez que aclaró que “el ruido de caños de escape no es una picada, es sólo una apariencia”.

“Peritos dicen que la velocidad del Fiat fue de 55,58 km, y tampoco pueden confirmar prueba de velocidad. Acá hay duda”, agregó.

Por su parte, el abogado querellante, Carlos Palacio Laje, pidió que Catriel B. sea condenado por conducción peligrosa y homicidio con dolo eventual, mientras que para el otro acusado pidió una condena de 2 años y medio por conducción peligrosa.

Durante el proceso, que se desarrolla en la Cámara 4ª del Crimen, se juzga a Catriel B., el joven que atropelló a Ellena y que era menor de edad al momento del hecho, el 2 de septiembre de 2011, y Gastón Luca, de 25 años, quien conducía el otro auto. Además de atropellarla, ambos acusados se dieron a la fuga abandonando a la víctima y se entregaron horas más tarde.

El primero está acusado por homicidio con dolo eventual, que prevé una pena de prisión efectiva que va de los 8 a los 25 años, mientras que Lucca está acusado de conducción peligrosa.

Los acusados comenzaron a ser juzgados en 2014 por el delito de homicidio culposo, pero en ese momento, el juez correccional Armando Ángeli, dio lugar al pedido del fiscal Aldo Patamia en cambiar la carátula de homicidio culposo a homicidio con dolo eventual.

El juez suspendió el juicio y giró todo al fuero penal para que se lo juzgue como un episodio doloso.

Ahora, está previsto que el viernes próximo se dicte la sentencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *