lunes , 18 de noviembre, 2019
Marcha-Pellico

Ordenaron la detención de los oficiales incriminados en el caso Pellico

El fiscal Pablo Molina ordenó la detención de los oficiales incriminados en la muerte de un joven de 18 años en Barrio Los Boulevares, no solo por presumir que no hubo enfrentamiento ni disparos por parte de las víctimas sino por la conjetura de que los oficiales entorpecieron la investigación. Hoy se entregaron los dos uniformados.

Se trata de Rubén Leiva y Lucas Chávez, quienes la semana pasada fueron imputados por homicidio calificado y agravado por el uso de arma de fuego, quienes se entregaron hoy a la justicia luego de que el fiscal Molina ordenara en el día de ayer su detención.

Molina se basó en la investigación que se está llevando a cabo, encontrando hechos suficientes que lo llevaron a la firme presunción de que ambos oficiales entorpecieron la investigación. “Es ineludible concluir que habrían entorpecido desde el inicio el normal desarrollo del proceso, quienes dada su condición de funcionarios públicos tenían incluso el deber de preservar” explicitó Molina en el decreto de detención.

Según trascendidos, los oficiales luego de perseguir a los jóvenes, quienes se trasladaban en moto, descendieron del vehículo oficial y sin intercambiar voces de alto dispararon hiriendo de muerte a Alberto Fernando “Were” Pellico (18) e hirieron en la pierna a Maximiliano Peralta (21). Al constatar la muerte de Pellico, los oficiales se abrían dirigido a una casa cercana en busca de un arma de fuego para colocarla en la escena tratando de simular de esta manera un intercambio de disparos.

Organizaciones sociales, familiares y vecinos, se manifestaron el pasado lunes por las calles de la ciudad bajo la consigna “Basta de gatillo fácil”, denunciando que en los últimos siete meses se conocieron siete casos de gatillo fácil por parte de la policía.

En tanto, el jefe de la policía, Julio Cesar Suarez, se presentó en vario medios locales tratando de dar respuesta a este accionar de su fuerza. Sin embargo al momento en que se le preguntó por los casos más emblemáticos, prefirió no hacer alusión debido a que “se encuentran en manos de la Justicia” y añadió: “Es importante establecer claramente de que en el accionar legítimo de un policía en el uso de sus facultades como corresponde, dentro del marco de la ley, y el exceso, que sería lo que la gente dice gatillo fácil, hay una línea muy delgada”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *