viernes , 14 de diciembre, 2018

Murió un bebé por ingerir combustible

Se trata de un niño de 14 meses oriundo de la localidad cordobesa Del Campillo.

Un niño de un año y dos meses murió ayer tras ingerir gasoil en una vivienda de la ciudad Del Campillo, ubicada en el departamento de General Roca, a unos 390 kilómetros de la capital cordobesa.

El pequeño fue asistido el sábado en el Hospital local luego de que su madre advirtiera que el menor había ingerido el combustible que utilizaba para encender una estufa.

Tras ser asistido, los médicos dispusieron derivarlo al Hospital San Antonio de Padua  donde se confirmó su deceso.

El caso es investigado por la Fiscalía de Huinca Renancó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *