jueves , 22 de agosto, 2019
macarron en tribunales dalmasso

Macarrón declaró durante cuatro horas por el crimen de Nora Dalmasso

Reiteró que es inocente e insistió en que al momento del asesinato de su esposa estaba participando de un torneo de golf en Uruguay.

El viudo de Nora Dalmasso, Marcelo Macarrón, declaró ayer durante de cuatro horas ante el fiscal Daniel Miralles, que lo acusa de ser el presunto autor material del crimen, donde reiteró que es inocente e insistió en que al momento del asesinato de su esposa estaba participando de un torneo de golf en Punta del Este, Uruguay.

Además, Macarrón explicó que una vez que se enteró de la muerte de su esposa “venía en el auto de Daniel Lacase con un evidente estado de shock y a altas horas de la noche” por lo que no recuerda detalles de ese momento.

Al respecto, el abogado defensor, Gustavo Liebau, destacó a la salida de los tribunales de Río Cuarto que “el señor Macarrón declaró ampliamente, ratificó todas sus declaraciones, ahora como imputado, brindadas cuando declaró oportunamente como testigo y contestó todas las preguntas de los defensores y del fiscal”.

No podemos superar el asombro cuando al supuesto autor material de un crimen múltiples testigos lo ubican a mil trescientos kilómetros de la escena. La prueba genética no tiene relevancia si se demuestra que se trata de una persona que es el marido y que estaba a esa distancia de donde ocurrió el hecho”, sostuvo el letrado.

Según el abogado, el fiscal Miralles “no dio absolutamente ninguna prueba que permita de alguna manera deducir la imputación” y no dio “ninguna explicación lógica ni científica”, por lo que le “llamó la atención la falta de elementos nuevos“.

Asimismo, el otro defensor de Macarrón, Marcelo Brito, señaló que el fiscal “no precisó ni informó cuales son los elementos de pruebas que sostienen que haya estado en el lugar del crimen”.

“El fiscal hizo dos preguntas: Una respecto de su fecha de matrimonio con Nora y otra respecto una pregunta relativa a (Miguel) Rohrer”, dijo el letrado.

Tras la indagatoria, el fiscal Miralles adelantó que tomará “medidas probatorias en los días venideros” y que por el momento no adoptará ninguna restricción de la libertad de Macarrón.

Macarrón fue imputado el 18 de marzo pasado por homicidio calificado por el vínculo, tras lo que se presentó en la Fiscalía para designar a sus abogados defensores, mientras que Brito presentó un escrito por el cual los hijos del viudo y Dalmasso, Facundo (28) y Valentina (25), renunciaron a ser querellantes en la causa ya que respaldaban la inocencia de su padre.

El 26 noviembre de 2006, la víctima fue encontrada estrangulada y semidesnuda en su casa del barrio residencial Villa Golf, en Rí­­o Cuarto.

Los forenses determinaron que la ví­ctima tuvo relaciones sexuales antes de ser asesinada, aunque no se precisó si fueron consentidas o producto de una violación.

Desde el inicio del caso, los investigadores manejaron varias hipótesis, desde un crimen durante un juego erótico, pasando por un estrangulamiento durante la consumación de una relación sexual, hasta un homicidio cometido tras un abuso.

En tanto, los tres únicos imputados del caso fueron sobreseído: el asesor en el Gobierno de Córdoba, Rafael Magnasco; un pintor que trabajaba en la casa de Dalmasso, Gastón Zárate; y Facundo Macarrón, hijo de la víctima, quien fue acusado por presunto “abuso sexual gravemente ultrajante y homicidio calificado por el ví­­nculo”, a partir de un patrón genético encontrado en el lazo que se utilizó para asfixiarla. Sin embargo, el joven fue sobreseí­­do en octubre de 2012 por falta de pruebas.

Desde ese momento que causa quedó paralizada hasta fines del año pasado cuando aparecieron escuchas telefónicas realizadas en otra investigación por amenazas contra un abogado de Córdoba, de las cuales el fiscal Enrique Senestrari envió copia a la fiscalí­a de Rí­o Cuarto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *