domingo , 20 de octubre, 2019

La Corte mendocina confirmó la condena de tres años y 9 meses para la mujer que atropelló a su novio

El tribunal rechazó agravar la pena impuesta por el tribunal de San Rafael, tal como había solicitado la fiscalía y la querella. Se trata de Julieta Silva, quien mató con su auto a Genaro Fortunato, a la salida de un boliche en 2017.

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza rechazó ayer agravar la pena impuesta a Julieta Silva por el tribunal de San Rafael, tal como había solicitado la fiscalía y la querella, y confirmó la condena de 3 años y 9 meses de prisión por el asesinato de Genaro Fortunato, su novio rugbier.

En hecho ocurrió el 9 de setiembre de 2017, cuando la acusada salió con la víctima del boliche La Mona, ambos alcoholizados. Tras mantener una discusión, Silva subió a su Fiat Idea y atropelló a Fortunato. Luego, condujo unos 150 metros, giró en U y volvió a la puerta del boliche pasando por encima de Fortunato.

Durante el proceso, la acusada alegó que esa noche no llevaba puestos los anteojos que le habían recetado para manejar y que pensó que había tropezado con “un pozo”.

Por el crimen, el tribunal integrado por los jueces Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Laigle condenó a la mujer a tres años y nueve meses de cárcel por homicidio culposo agravado, tipificación habitual para los siniestros viales con resultado letal y le mantuvo el beneficio de la prisión domiciliaria.

Tanto la fiscalía, que había pedido una pena de 14 años, como la querella, habían solicitado 20 años, pidieron que se agrave la pena, pedido que ahora fue rechazado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *