jueves , 19 de septiembre, 2019

El detenido por el crimen de la estudiante chilena se negó a declarar

El joven Lucas Ariela Azcona, detenido como sospechoso del crimen de Nicole Sessarego Borqueze, se negó a declarar y a ser sometido a una extracción de sangre, y continuará detenido por orden judicial.

El joven detenido desde el sábado último, luego de que su padre lo entregara a la policía como sospechoso del crimen de la estudiante chilena Nicole Sessarego Borqueze (21), asesinada a puñaladas en julio asado en el barrio porteño de Almagro, se negó a declarar hoy y a extraerse sangre para un cotejo de ADN, y continuará detenido por orden judicial.

Fuentes judiciales informaron que Ariel Lucas Azcona (22) será sometido a una extracción compulsiva de sangre dispuesta por el juez de Instrucción de la causa, Luis Zelaya, quien quiere cotejar su ADN con el de una mancha de sangre encontrada en la escena del crimen que no pertenece a la víctima.

La indagatoria de Azcona se llevó adelante este mediodía en el Palacio de Tribunales porteño, en cuya alcaldía el joven permanecía alojado desde esta madrugada.

Con la asistencia de un defensor oficial, el sospechoso fue sometido a una indagatoria bajo el cargo de “homicidio calificado”, aunque prefirió no declarar.

Según las fuentes, Azcona fue consultado por el juez sobre un “tutor” que tiene colocado en la pierna derecha, lo que dificulta su desplazamiento, a lo que el joven respondió que se lo pusieron tras una lesión por un golpe que sufrió tiempo atrás.

No obstante, fuentes de la investigación revelaron que una de las hipótesis que se sigue al respecto y que es materia de análisis, es que el joven recibió un balazo un mes después del crimen de la estudiante chilena, cuando, según revelaron fuentes policiales, habría intentado abusar de una joven en San Francisco Solano, Quilmes, y vecinos que lo descubrieron lo atacaron.

El juez Zelaya cuenta con distintos elementos para analizar en el marco de la pesquisa por el asesinato, entre ellos prendas de vestir y un gorro secuestrados durante un allanamiento realizado a la casa de Azcona, similares a los que llevaba puestos el hombre cuyas imágenes fueron tomadas por varias cámaras se seguridad cuando seguía a Nicole por Almagro minutos antes del ataque.

Las fuentes informaron que en la causa ya declararon testigos que explicaron que el joven tiene un “tutor” en una pierna a raíz de una herida, al tiempo que se incorporó al expediente un mensaje que Azcona escribió en su cuenta de Twitter nueve días después del homicidio, en el que hizo referencia a un corte que había sufrido en una mano -según su explicación, durante un robo-, que ahora los pesquisas procuran establecer si se lo provocó durante el ataque a Nicole.

El joven sospechoso fue entregado el pasado sábado en la comisaría 4ta. de Quilmes por su propio padre, de nombre Roberto, luego de que le confesara a su hermana que él había sido el autor del crimen de la estudiante chilena.

Las fuentes indicaron que tras ser descubierto por su familia y quedar preso, el sospechoso intentó cortarse las venas con un cuchillo y se tajeó en un brazo una leyenda que decía “papá te amo”.

El homicidio de Sessarego Borquez fue descubierto a las 7 del 15 de julio, cuando un chico que salía rumbo a la escuela encontró el cadáver tendido en el hall principal del edificio de Don Bosco 4109, de Almagro.

La chica vivía en la planta baja con al menos otros cuatro jóvenes y tenía las llaves de la puerta en la mano cuando fue hallada asesinada de 11 puñaladas.

La principal hipótesis es que Nicole, quien regresaba de una fiesta en el boliche “Barhein” de Lavalle 345, fue atacada en la vereda, tras lo cual, herida, llegó a dar unos pasos, entrar al edificio y desplomarse en el hall.

Días atrás, otro joven, Teber Janberk, fue detenido como sospechoso del ataque, aunque quedó en libertad con una “falta de mérito” dictada por el juez.

(Fuente: Telam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *