lunes , 16 de septiembre, 2019

Disminuyen la pena a un femicida por ser analfabeto y acusando de problemática a la víctima

El tribunal que juzgó a Néstor Carnero por el crimen de su esposa. Además, consideraron que no se puede culpar al acusado por la “inacción judicial y policial”. Recibió la pena de 27 años y la perpetua que prevé el femicidio.

La Cámara Séptima del Crimen, con jurados populares, condenó a Néstor Carnero por los delitos de coacción, tenencia ilegal de arma, desobediencia a la autoridad, violación de domicilio y homicidio calificado por el vínculo por el femicidio de Marta Núñez, aunque no le impuso la pena de prisión perpetua que prevé el delito sino que lo sentenció a 27 años de cárcel.

En este caso, el tribunal que juzgó el hecho ocurrido en la localidad de Cañada de Luque, no aplicó la figura de femicidio al considerar que “en el presente caso, no se verifican los aspectos y condiciones que establece las leyes nacionales e internacionales, a los fines de encuadrar la conducta de Carnero en este tercer hecho, en el marco de un contexto de violencia de género”.

Asimismo, el cuerpo presidido por el doctor Víctor Vélez y acompañado por los jueces Ricardo Iriarte y Carlos Ruiz, tuvo en cuenta los argumentos de la defensa, quienes destacaron que el acusado “era impulsivo, analfabeto, estaba ebrio y era propenso a la vivencia reivindicativa afectiva” a la vez que consideraron que “Carnero debe pagar su abominable accionar, pero no podemos cargar sobre sus espaldas la inacción judicial y policial descritas, instituciones que no supieron actuar a tiempo”.

Carnero tenía una exclusión del hogar luego que Núñez denunciara que el acusado le había dicho que la iba a matar, a ella y a sus hijos.

“Se suma a ello, la gravísima desatención policial que ocurrió momentos antes del hecho, cuando Carnero concurre a la comisaría del pueblo, a la hora de la siesta para que le lleven el dinero para sus hijos, preocupado seguramente por el sustento de los mismos, y con la voluntad de no quebrantar la orden de restricción”, opinó el tribunal y agregó que “que tuvo la mala suerte de ser atendido por un funcionario policial inepto, que viéndolo alcoholizado,… no sólo no realizó la diligencia solicitada -que tal vez hubiera evitado este desenlace-, sino que tampoco lo detuvo en resguardo de su integridad física”.

Carnero no era un golpeador consuetudinario… no era Carnero el problemático de la familia, sino por el contrario, era la víctima Núñez, quien tenía serios inconvenientes con ellos, y maltrataba severamente al imputado, por el carácter “fuerte” que poseía”, advierte el fallo.

Asimismo, asegura que Carnero asesinó a su pareja porque era un obstáculo para ver a sus hijos. “Los problemas de Carnero comienzan con su relación amorosa con la occisa, no tenemos constancias de agresiones anteriores a otras parejas”, fundamentó el tribunal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *