martes , 17 de septiembre, 2019

Dieron de alta al hombre al que le mutilaron los genitales

La directora del Hospital de Urgencias dijo que “fue evaluado por distintos especialistas, ellos consideraron que era conveniente que se vaya a su domicilio y no que continúe en una internación hospitalaria”.

El hombre que sufrió la mutilación de sus genitales con una tijera de podar el fin de semana pasado en un departamento de Nueva Córdoba, fue dado de alta ayer del Hospital de Urgencias.

La directora del nosocomio, Cristina Gómez, confirmó que el paciente de 40 años “fue evaluado por distintos especialistas, ellos consideraron que era conveniente que se vaya a su domicilio y no que continúe en una internación hospitalaria”.

“Los controles posteriores se deberán realizar con consultas externas”, precisó.

Por otra parte, la agresora declaró ayer durante más de seis horas ante la fiscal Betina Croppi, ante quien manifestó sentir “mucho asco, mucho dolor, siento impotencia y me siento destruida”, según relató el abogado defensor, Carlos Nayi.

En declaraciones a Radio Mitre, el letrado contó que su defendida “describió cómo y por qué esto no es una relación consentida a nivel íntimo, no es un juego sexual, no es una fantasía. Es un asalto sexual que se dio entre dos personas que se conocían y antiguamente, habían mantenido una relación sentimental que ella había decidido concluir y que ella utilizó una herramienta, la primera que tuvo al alcance de la mano, una tijera de poder, guste o no guste, para salvar su vida, su honor su dignidad”.

Asimismo, consideró que “si hubo desproporción o no, no le podemos pedir eso a una persona que estaba en crisis, inferioridad de condiciones físicas. Es una situación límite, y en medio de esto, se defendió”.

Cabe recordar que el hecho ocurrió el sábado pasado en un departamento de Nueva Córdoba, donde una mujer le cortó los genitales con una tijera de podar al hombre.

Por su parte, la agresora permanece detenida en el pabellón de mujeres del penal de Bouwer, imputada por “lesiones gravísimas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *