jueves , 21 de noviembre, 2019

Condenaron a perpetua a Farré por el femicidio de su esposa

El empresario fue condenado por un jurado popular por el delito de “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por femicidio”. El hombre degolló a su esposa y le aplicó 74 puñaladas por la espalda, en agosto de 2015 en un country de Pilar.

Un jurado popular integrado por 12 personas condenó ayer por unanimidad al empresario Fernando Farré a la pena de prisión perpetua por el delito de “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por femicidio” por el crimen de su esposa Claudia Schaefer, ocurrido el 21 de agosto de 2015 en el country Martindale, de Pilar.

Tras conocerse el veredicto, la fiscal Laura Zyseskind destacó que “estamos muy emocionadas ha sido un fallo ejemplar. Somos defensoras de que la ciudadanía tenga participación”.

Realmente impagable el jurado, han venido a todas las jornadas, se han empoderado, y los vimos retirarse con lágrimas en los ojos”, sostuvo en declaraciones a la prensa.

En los alegatos, Zyseskind explicó que Farré asesinó “a sangre fría” a Schaefer y aseguró que “esto es un femicidio de manual. Cuando a Farré ya no le sirvió la foto de familia feliz, se deshizo de su mujer“.

En la misma línea, la fiscal Carolina Carballido sostuvo que Farré “decidió y organizó todos los pasos, desde que tomó el cuchillo hasta que degolló a su mujer”.

Por su parte, la hermana de la víctima, Sandra Schaefer, manifestó: “Sentí un gran alivio. Es lo que estábamos esperando desde hace un año y nueve meses. Ahora queremos paz y justicia”.

“Tal como lo dijo el juez que cada uno reciba lo que merece. Fue muy difícil transitar estos casi dos años”, agregó.

Farré, actualmente de 54 años, fue detenido el 21 de agosto de 2015, luego de asesinar a su esposa, de 44, con un cuchillo en medio de una discusión sobre los términos de la separación.

El hecho ocurrió en una casa que la pareja alquilaba para pasar los fines de semana, a donde la mujer había llevado unas valijas para retirar sus pertenencias.

Cuando Schaefer se dirigió a la habitación, Farré la siguió, tomó un cuchillo y cerró con llaves tras lo que comenzó a atacarla.

El crimen fue presenciado por los abogados de ambas partes y la madre del asesino, quienes no pudieron intervenir ya que el empresario se había encerrado junto a la víctima, y se dirigieron por fuera de la casa a la ventana donde pudieron ver el asesinato.

Según la autopsia, Schaefer murió en el lugar desangrada, principalmente por un profundo corte en el cuello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *