sábado , 7 de diciembre, 2019

Cinco detenidos por el crimen de una policía

Tres de los sospechosos son menores de edad. La agente fue atacada con un palo en la rotonda de El Tropezón para robarle la moto y su arma reglamentaria.

Cinco personas fueron detenidas ayer acusadas de haber asesinado a una joven policía, en la rotonda de El Tropezón, para robarle una motocicleta y su arma reglamentaria.

Así lo confirmó el fiscal Ernesto de Aragón, a cargo de la investigación, quien precisó que los detenidos son un mayor, de 24 años, imputado por homicidio en ocasión de robo y portación de arma de guerra; y dos menores de 16 años, también acusados de homicidio.

En tanto que, otros dos jóvenes de 15 y 18 años fueron imputados por el delito de encubrimiento agravado, ya que habrían escondido la motocicleta de la víctima, identificada como Gabriela Melisa Michael.

La oficial murió tras recibir un palazo en la cabeza en la madrugada de ayer cuando regresaba en su motocicleta de cubrir servicio en el Operativo Verano de la Policía en la ciudad de Villa Carlos Paz.

La joven fue trasladada en grave estado al Policlínico Policial, donde pasadas las 7 finalmente falleció.

Desde el Gobierno de la Provincia se emitió un comunicado: “Hoy no sólo está de luto la institución policial, lo está la sociedad cordobesa. La muerte de una servidora pública en un asalto nos conmueve y obliga redoblar nuestro esfuerzo en la lucha contra la delincuencia”.

“El Gobierno de Córdoba, a través del ministerio de Gobierno, expresa su más profundo pesar por el fallecimiento de la joven policía, Gabriela Melisa Michael, quien en un intento de robo fue atacada en inmediaciones del Tropezón, por delincuentes, de los cuales hay tres sospechosos detenidos, situación que deberá investigar la Justicia”, agrega el parte.

“El ministerio de Gobierno acompaña a la familia de en este momento de dolor y sufrimiento, a la vez que agradece el servicio prestado por la Agente a la sociedad, honrando con su uniforme el trabajo en la Policía de Córdoba”, concluye el texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *