miércoles , 26 de junio, 2019

Asesinaron en la cárcel al femicida de Araceli Fulles

Darío Badaracco fue golpeado y quemado con agua hirviendo por dos compañeros de celda del penal de Sierra Chica. Era el único condenado por el crimen de la joven, ocurrida en José León Suárez en 2017.

El único detenido por el femicidio de Araceli Fulles, la joven de 18 años asesinada en 2017 en la localidad bonaerense de José León Suárez, murió ayer en el Hospital de Olavarría luego de agonizar durante una semana a raíz de las heridas sufridas tras ser atacado agolpes y quemado con agua hirviendo por parte de os compañeros de celda de la Cárcel de Sierra Chica.

El femicida de 31 años había sido atacado el 8 de abril pasado a golpes de puño y patadas durante una pelea y con agua hirviendo, sufriendo quemaduras en 60 por ciento del cuerpo.

El hecho ocurrió en la celda 766 del Pabellón 10 de la Unidad 2 del penal y los autores del crimen ya fueron identificados y  procesados.

Badaracco estaba acusado de “homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por una o más personas y femicidio” de Araceli quien había sido vista con vida por última vez el 2 de abril de 2017 y apareció muerta tres semanas después en la casa de la familia del acusado, cubierta con cal debajo de un contrapiso, a unos 35 centímetros de profundidad.

Por el caso fueron detenidos cinco hombres, pero pocos días más tarde fueron liberados cuatro.

En tanto, la autopsia determinó que la joven fue estrangulada a lazo y se investiga si la víctima intentó pedir ayuda ya que se encontró un papel higiénico con un pedido de ayuda, firmado por “Ara”, en un baño de la obra en construcción en fue encontrado su cuerpo descuartizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *