lunes , 23 de septiembre, 2019

Absolvieron al novio de Mónica Farro

Se trata del empresario Suris, acusados de integrar una banda dedicada al narcotráfico. Los otros diez acusados también fueron absueltos.

El empresario y novio de la vedette Mónica Farro, Juan Ignacio Suris, y otras diez personas, fueron absueltos ayer por el Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca en el marco de una causa en la que estaban acusados de integrar una banda dedicada al narcotráfico.

El tribunal declaró nulas las escuchas telefónicas que presuntamente implicaban en maniobras narcocriminales a Suris y al resto de los imputados.

Sin embargo, Suris, que está preso en el la Unidad Penal de Saavedra desde enero de 2014, continuará detenido porque está con prisión preventiva por otra causa por evasión tributaria, mientras que el resto de los absueltos recuperaron su libertad.

Además de Suris (41), los jueces absolvieron a Juan Ramón Romero Miranda (46), Gustavo Sequeira (42), Fernando Alexis Bond Stork (31), Ezequiel Ferrari Reynoso; Sandro Cristian Miranda (46), Yolanda Jiménez, Mario Aníbal Arce (63), Tamara Jiménez (34, hermana de Yolanda), Martín Cruz Ocampos y Guillermo Suris (29), hermano del empresario.

“La causa es cuanto menos desprolija, no puedo juzgar acá si ésto fue armado o no, deberá ser materia de investigación. Una causa que tiene nulidades debe ser investigada y no puede terminarse acá, precisa ser investigada con una instrucción seria”, opinó el defensor de Suris, José Ignacio Pazos Crocitto, quien además calificó la causa como un “mamarracho”.

Esta era la única banda narco que no tenía droga, no tenía armas y nadie estaba conectado, no existe un caso así”, afirmó.

Por otra parte, el Tribunal impuso para los dos abogados Mariano Ramón Bernárdez y Oscar Rodríguez, que denunciaban a Suris pero renunciaron, una multa equivalente al 10 por ciento del suelo de un juez de primera instancia por el abandono de la defensa.

Es que Bernárdez y Rodríguez renunciaron a la defensa en pleno juicio, al cuestionar que el tribunal les haya rechazado varias medidas requeridas y porque dijeron que consideraban que el proceso no estaba en condiciones de seguir adelante, lo que les generó una “contradicción ética y moral”.

Cabe recordar que, durante los alegatos, la fiscal María Cristina Manghera había solicitado una pena de 10 años de prisión para Suris y de entre 6 y 10 para el resto de los imputados.

Suris fue apresado el 13 de enero del 2014 en el barrio porteño de Recoleta y, tras su detención, la policía allanó el departamento de su novia Farro donde el acusado vivía.

Si bien el imputado negó vender drogas, quedó acusado por “comercialización de estupefacientes agravada por la concurrencia organizada de tres o más personas”.

La pesquisa se inició el año 2012 y a partir de escuchas telefónicas se intervinieron varios teléfonos celulares, lo que permitió descubrir el accionar de la banda narco.

Suris negó ser el líder de una organización delictiva, denunció al personal policial que lo investigó y dijo que la policía le “armó” la causa en el marco de su declaración ante el juez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *