sábado , 17 de agosto, 2019

Ya salimos

El domingo por la noche las horas pasaban y los candidatos del radicalismo no salían a pronunciar sus discursos, todos los partidos habían dicho lo suyo pero los radicales seguían en silencio. Cuando algunos medios comenzaron a dar signos de abandonar la Casa Radical, un dirigente se acercó a un conspicuo mestrista para sugerirle que les dijera a quienes estaban en el tercer piso que salieran antes que sea más tarde. “Ramón no va a bajar hasta que no salga lo de Diego”, dijo un radical en alusión a la tercera banca que disputaba Diego Mestre con Liliana Olivero. “Entonces, ¿Si no sale lo de Diego no va a bajar?”, interrogó el dirigente al hombre que decía interpretar el pensamiento del intendente capitalino. La respuesta fue una interminable e irreproducible frase que murmuraba mientras daba la media vuelta para dirigirse al tercer piso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *