lunes , 23 de septiembre, 2019

Uno quita, otro dá

Los últimos días de la semana pasada, muchos festejaron el descuento que Ramón Mestre les realizó a los empleados de la Dirección de Tránsito. Los conocidos zorros grises, cuando fueron a cobrar, se encontraron, en promedio, con 500 pesos menos en su cuenta. Era el descuento por los días no trabajados, tal cual había dicho el joven intendente. La sorpresa ocurrió en las primeras horas del día de ayer, cuando los empleados recibieron de nuevo esos 500 pesos. Según se supo por fuentes gremiales, el viceintendente Marcelo Cossar habría negociado con los inspectores que se devolvía el monto a cambio de futuras horas extras. Horas extras que nadie controlará. Se ve que el Cossar “duro” que preside el Concejo, no es el mismo a la hora de sentarse a negociar con el Suoem, frente al cual, salvo Mestre, pareciera que todos se “hablandan”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *