miércoles , 17 de julio, 2019

Teléfono salvador

Quien sí realizó brindis de fin de año, y con comida muy rica, fue Ramón Javier Mestre en el quincho de la Municipalidad. Este brindó con toda la prensa sin distinción de medios ni de cartel. En su discurso aludió a los logros de la gestión y a decir que terminaba un año en paz. El brindis fue al día siguiente de que se conociera el aumento del boleto y cuando Mestre finalizó con su alocución muchos de los invitados, en su mayoría periodistas quería entrevistarlo, fue allí cuando sonó su celular y dijo que ya volvía. Nunca regresó. Algunos funcionarios que vieron la situación dijeron que había hecho la “Gran Mestre”, irse salvado por el teléfono, algo que parece ser más común que lo habitual. Otros decían que cuando iban a pedir algo siempre sonaba el teléfono y este desaparecía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *