sábado , 21 de septiembre, 2019

Sin firma

En la pelea de los últimos días entre el SEP y el actual gobierno por la reforma jubilatoria, que hizo prácticamente divorciar a los dirigentes del gremio estatal con las autoridades provinciales, surgió un nuevo problema: los concursos que rindieron los empleados para pasar a planta permanente en los últimos meses del mes pasado. La requisitoria del gremio será en los próximos días que todos los que aprobaron pasen a planta y que el gobernador firme los decretos y su posterior publicación en el boletín oficial, algo que dejó pendiente De la Sota. “No sólo que dejó cientos de empleados más, sino que ahora hay que firmar lo que él no firmó y justo en este momento cuando las relaciones con el gremio no son las mejores”, decía un schiaretista que renegaba de tal situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *