domingo , 22 de septiembre, 2019
jose-pihen

Reproche

No son buenas horas en el Sindicato de Empleados Públicos. Atentos a los ceses de los contratos en el Estado provincial, la falta de respuesta a los concursos, y algunos otros temas más, los delegados en las áreas de gobierno no la están pasando bien, y son los receptores de múltiples reproches. En ese sentido, la semana pasada, varios de ellos llegaron al gremio a pedir que hagan algo porque es imposible asistir al trabajo de esa forma. En la sede gremial pidieron calma y mandaron a  decir que prometan que antes de fin de año ingresen los que concursaron pasaran a planta y que en julio habrá otro aumento mayor al 25 por ciento obtenido. Esto no calmó las aguas ni las apaciguó y varios estatales concurren diariamente al gremio a pedir desafiliación, situación que tendría bastante nervioso a José Pihen, el jefe del gremio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *