lunes , 23 de septiembre, 2019

Rápido y sin fricciones

En los bares contiguos a la Casa Radical, varios operadores mestristas se comunicaban incesantemente con dirigentes de otras líneas internas para “cerrar” las llamadas listas de unidad en toda la capital. Uno de ellos se quejó por las condiciones en que debía acordar en su seccional, pero otro dirigente le recordó que la orden del intendente Ramón Javier Mestre había sido clara: “cerrar todo y sin fricciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *