domingo , 15 de septiembre, 2019

Presunción de inocencia

En los gremios cordobeses no causó mucha sorpresa la detención de Mauricio Saillen y de Pascual Catrambone, uno y dos del sindicato de recolectores de residuos (Surrbac), y varios de los secretarios generales dejaron entrever que era algo que tarde o temprano iba a pasar. “Acá por más que quieran decir que hay persecución política, que de hecho por la fecha se puede suponer, hay problemas con la justicia, y eso no es de ahora sino de hace varios años”, decía un gremialista en alusión a las especulaciones de los motivos que llevaron al fiscal Enrique Senestrari a encarcelar los líderes de los recolectores. “Fue el mismo fiscal que es ultra K el que los atrapó”, decían. Igualmente, los que ahora están en la misma tónica insisten que hasta que la justicia no diga lo contrario, son inocentes, algo que está causando algunos problemas en el frente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *