martes , 11 de diciembre, 2018
ruben daniele

Presión

El año no termina del todo bien para el SUOEM. La tregua que había con las autoridades de la municipalidad parece que llegó a su fin, y eso inquieta a las bases del importante gremio de municipales. La semana pasada, varios colaboradores de Rubén Daniele estaban exultantes y admitían que habían vuelto a ver al Gringo que ellos querían. Tras una reunión que mantuvieron con el intendente Ramón Mestre donde casualmente no reinó la paz, Daniele le pidió de muy mala forma que desactive la ordenanza del controvertido ente autárquico y el mandatario le pidió que lo haga sin presión, mientras que el sindicalista le marcó la cancha: “Hace 30 años que presiono, no me molesta que sean 31”, dijo el líder del Suoem, lo que llevó tranquilidad a sus filas quienes lo veían un poco tibio en este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *