Martes , 17 de Octubre, 2017

Preocupado

La semana pasada, que fue corta para algunos pero larga para otros, trajo aparejadas varias reuniones en el Centro Cívico y en la residencia del gobernador Juan Schiaretti en el Parque de las Tejas. Las mismas tenían por objetivo tratar de cambiar la mala imagen del gobierno en temas de pobreza. Por este motivo, Schiaretti reunió a varios en su mesa chica para hablar del tema. El gobernador quedó conforme en los programas sociales que tiene el gobierno, pero no solo hacia los más humildes, sino también a aquellos privados que deben colaborar para que la “cosa cambie”. En esta línea, pidió a Producción que se hable con las empresas para que tomen más personal, a Trabajo para que hablen con los gremios en torno a algunas presiones, a Salud para que se refuercen los hospitales por la mayor demanda, pero donde no quedó conforme es como se están ejecutando algunos programas sociales. “Parece que el nuevo ministro tiene los días contados porque nada de lo que decía convencía al gobernador”, comentaba un asistente a la cita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *