jueves , 21 de noviembre, 2019

Pescadores

El mensaje parecía claro. No había muchos intendentes, pero los que estaban escuchaban atentos. Francioni y Fresneda hablaban con ellos, les decían que debían sumarse al proyecto nacional y popular del gobierno y que a cambio iban a recibir onerosos montos para obra pública en sus ciudades. La pregunta eran dos: cuándo y cuánto. La respuesta era sólo una: “Pronto, lo prometemos, es ahora o nunca y la Presidenta los está esperando, incluso los llevamos a todos desde acá en avión a un acto en la Rosada”, dijo uno de los convocantes. La reunión era en Villa María y había una veintena de intendentes de la zona. De Chazón, Etruria, La Palestina, Coronel Moldes, entre otros. Parecían convencidos, pero muchos de ellos a la salida querían hablar con quien debería haber sido el anfitrión, el intendente local, Eduardo Accastello. No sólo que no estaba sino que nada sabía de la reunión que se estaba desarrollando en un salón del Círculo Español. Accastello mandó a decir que no se dejen convencer por discursos, que primero se aseguraran recibir algo y después que decidieran su futuro. Dicen que la reunión fue en vano, “pero algunos enganchamos”, decían al final de la misma los organizadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *