viernes , 23 de agosto, 2019

Nadie es profeta en su tierra

La semana pasada finalmente el diputado nacional Mario Negri fue ungido presidente del bloque de diputados nacionales de la Unión Cívica Radical (UCR), relegando de ese cargo al mendocino Julio Cobos, que en principio, impulsaba a Oscar Aguad. Ante la resistencia de los alfonsinistas encabezados por Gerardo Morales y Ricardo Alfonsín, Cobos impulsó su propia candidatura pero finalmente fue elegido Negri. El flamante presidente de bloque mandó a sus operadores a explicar que él no tiene nada contra Cobos (a quien le impuso una votación) y que todo era producto del cambio de posición de Aguad. Los principales dirigentes cordobeses han guardado silencio, pero no disimulan su molestia con Negri. “Típico de los radicales, cada vez que tenemos un tipo bien posicionado nosotros mismos lo esmerilamos”, dijo un encumbrado dirigente radical en obvia referencia al desplante recibido por Cobos. Está claro que por ahora Negri no cosechará muchos aplausos en su propia provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *