jueves , 19 de septiembre, 2019

Muy enojado

El viernes, José Manuel de la Sota no ocultaba su fastidio y estaba enojado por dos motivos. Por un lado, porque no había podido hacer uso de un salón del gobierno en Feriar, complejo que fue alquilado a Accastello. Por otro lado, estaba enojado por la falta de respuesta de Gustavo Santos, encargado del predio. El funcionario de origen radical y hoy encargado de una Agencia Turismo, mandó a decir que entre tantas vueltas que dieron y falta de confirmaciones se término alquilando el salón a otros, y eludió responsabilidades. “Un día llaman y te dicen una cosa, y al otro otra y luego otra”, se quejó en privado Santos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *