domingo , 25 de agosto, 2019

Molestos

Días atrás, el Orfeo Superdomo se vio colmado de asistentes para ver el partido de despedida del tenista cordobés David Nalbandián quien protagonizó una partido junto al español Rafael Nadal. Todo era sonrisas y alegrías pero entre los piropos que algunas mujeres le disparaban al español, se escuchó a un ofuscado empresario cordobés decir: “Nosotros pagamos más de dos lucas para ver esto y estos vienen de arriba”, señalando con su cabeza a un reducido grupo de funcionarios provinciales. Según se supo después, a pesar del elevado costo de las entradas hubo muchas “invitaciones protocolares”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *