miércoles , 18 de septiembre, 2019
Mestre-Schiaretti

Mirando todo

La oficina de Mestre se caracterizaba por tener una mesa grande para reuniones, detrás otro escritorio y otro despacho privado, que es donde el jefe comunal tiene sus pertenencias. Esa fisonomía histórica casi nunca fue modificada. Pero, en las últimas semanas algunos aparatos electrónicos invadieron el lugar. Hay dos televisores led de grandes dimensiones que están encendidos siempre. Cada uno de ellos registra y muestra en vivo y en directo la explanada, el hall central y las partes comunes de los pisos, aunque para acceder a las imágenes se necesita una clave, que además se puede utilizar desde cualquier dispositivo con clave. Esto se instaló para ver el funcionamiento del Palacio y hacer estadísticas de tiempos de demora en la atención, dicen algunos. En cambio, otros admiten que están por un cuestión de seguridad interna, aunque por lo bajo se escuchó que es para saber cuándo, donde y quienes hacen asambleas y no trabajan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *