martes , 20 de agosto, 2019

Malestar

No fueron pocos los funcionarios y concejales radicales que este fin de semana comentaron su enojo con el Administrador general del Tribunal de Faltas Municipal, Ramón Ortega.

La molestia se originó porque el funcionario en cuestión le hizo llegar a un matutino que él le habría sugerido al intendente morigerar los montos de las multas previstas en el nuevo Código de Convivencia, que debe comenzar a regir a partir de Abril.

“Los errores que pueda tener la Ordenanza son responsabilidad de él y ahora aparece como el que le indica a Mestre como solucionar los errores” explicó muy molesto un funcionario radical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *